Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

sábado, 28 de diciembre de 2013

ES NAVIDAD

Acuarela de Higorca

Ding, dong, ding. Mientras estoy en la cama a medio despertar me gusta escuchar las noticias. Noticias del mundo entero que las más de las veces me ponen los pelos de punta.
Estamos en unos días que nos parece que todo es bueno, pero no es así, las guerras no perdonan ¿las guerras o los hombres? Todo a nuestro alrededor huele a… ¿podrido? No sé, me gustaría poder escudriñar dentro del alma de los “todopoderosos”.
Hablan de mil temas que no son nada interesantes. Claro que aquí dicen unas cosas para desviar otras. Pienso que será en todas partes igual ya que a los políticos no les interesa que el pueblo llano nos enteremos de según qué cosas.
La radio sigue hablando, sobre todo de Siria, de esos niños, del frío tan enorme que hace en el lugar y mil cosas más, eso sí no escucho decir que la paz ha llegado ya, o que les van ayudar.
Me levanto y me miro al espejo, es entonces cuando me digo; soy afortunada. Tengo lo necesario para vivir, una familia, comida y una casa dónde el calor humano y el físico no falta ¿entonces, que puedo pedir yo? No tengo derecho a más.
Me vuelvo de espaldas ya no veo mi cara en el espejo, pero si todos los ojos que me miran. Paseo junto a ellos acariciándoles el pelo y repartiendo miles de caramelos que salen sin saber como de mis bolsillos.
Nos sentamos todos en unas piedras que encontramos en el camino, el suelo esta blanco, estamos en invierno, la nieve ha cuajado, en cambio veo que hay un rosal repleto de flores, hasta nosotros llega su suave aroma.
Cerca de mi tengo un cesto grande lleno de pan, cojo uno y al mirar veo que están rellenos de chocolate, de mermelada, de otras muchas cosas. Los niños me piden y yo les voy entregando el rico alimento.
Al fondo suena una canción, callamos y prestamos un poco de atención ¿es un villancico? Parece decir:

                ”Noche de paz, noche de amor, todo duerme en derredor”…

Sigue sonando mientras vemos como bajan ángeles cargados de frutas, de dulces, de abrigos… que van entregando a todos los niños que encuentran a su paso.
Abro mis brazos para abrazar a todos, dejando un mundo en paz, un mundo lleno de dulzura.
Ding, dong, ding, de pronto se sube la radio y despierto, veo que todo ha sido un sueño. Miro sin saber dónde estoy… sí, en mi casa.
Me duele el despertar, era feliz en mi sueño cerca de todos ellos, deseándoles un:


                                                           FELIZ NAVIDAD

Higorca 

miércoles, 11 de diciembre de 2013

TU NOMBRE: NELSON MANDELA

Nelson Mandela


¿Cómo empezar? Hoy es difícil para mí homenajear a una persona tan importante para el mundo.
Dicen las noticias que Nelson Mandela ha muerto. Seguramente es verdad. El hombre ha muerto pero no sus ejemplos, su bien hacer dentro de un mundo difícil.
Se ha ido a otro lugar dónde no hay color y seguramente tampoco preguntan por la religión. Es tan amplio el “cielo” que no piden pasaporte para llegar a el.
Mandela se ha ido pero dejando un gran legado. Un legado de buenos sentimientos. Enseñanzas enormes que deberíamos llevar mucho más a la práctica.
Nos deja la libertad de las personas sin mirar el color, la religión, el lugar de nacimiento. Él rompió las cadenas de todo lo que hablaba de esclavitud.
Jamás perdió la sonrisa. Sus ojos despedían esas chispitas dulces dando a entender que no existía el odio en él. Supo enfrentarse a una vida dura con absoluta calma, perdonando siempre, creando el verdadero amor y respeto entre los pueblos.
Cosa difícil. Nunca terminara el dolor de las guerras protagonizadas entre los mismos pueblos, entre los mismos hermanos porque el egoísmo, la envidia, el poder es el gran pecado del hombre.
Descanse en paz mi admirado Nelson Mandela, siempre estarás en mi. Te  recordaré siguiendo tus consejos, y respetando a los demás.

Higorca



lunes, 2 de diciembre de 2013

LOS PEQUEÑOS LOS QUE MAS SUFREN

Acuarela de Higorca


Los días pasan raudos. Claro que… pensándolo bien, para algunos de nosotros. Para otros las mismas horas pasan mucho más lentas, más tristes. Esa es la razón por la cual ¡no todos los días “amanecen” igual para todos!
Después de estar varios días sin ver la “pantalla” o lo que es lo mismo las noticias del mundo, mis ojos tropezaron con un devastador tifón que se ha llevado por delante todo lo que se interponía en su camino.
Pude ver los niños solos, llorando, implorando llamando a su madre. Sus caras llenas de lágrimas, algunos casi desnudos, y la mayoría sin zapatos con que poder caminar por unos suelos llenos de lodo, agua y quién sabe qué.
Sus lágrimas hoy corren por sus mejillas sabiendo que se han quedado solos. Esa madre que ayer les ponía su comida y les acariciaba, les daba un beso y aliviaba sus dolores, hoy, no están.
Tienen hambre, sed, frío, soledad y dolor. Ellos los niños son los que más sufren ante todas las adversidades de la vida. Seguramente en su infantil cabecita se preguntaran ¿ahora qué? ¿Quién cuidara de nosotros?
Ese es otro problema añadido ¿qué pasará con ellos? Cuando pasan estas desgracias son “carnaza” para desaprensivos que no piensan en otra cosa que en hacer el mayor daño posible.
Unos desaparecen, otros son vendidos impúdicamente para cualquier sucio y desaprensivo negocio que al final nunca tiene castigo. Tristes noticias las que nos han llegado estos últimos días de Filipinas.
Otra vez he podido ver niños a través de alambradas sacando sus pequeños bracitos pidiendo un trozo de pan o un vaso de agua, algo tan simple como eso y no lo tienen, ya no les queda nada, solamente esperar para saber lo que les aguarda.
Me pregunto yo ¿si sus casas no hubiesen estado hechas de madera se habrían hundido? En su cara se podía ver reflejada la pobreza, gente humilde, que poco poseían y ese “mal aire” les ha dejado sin nada, en la más triste de las miserias.
En su mente una cosa les mantiene vivos. Salir del infierno en el que se ha convertido el lugar donde estaba su hogar. Correr a una nueva tierra dónde empezar de nuevo, dónde estén a salvo de esas inmensas olas que significan la muerte.
Nos preguntamos ¿alguna vez nos dirán la verdad de cuántos muertos han quedado en el espeso y negro barro?

Higorca - Reservado los derechos de autor

domingo, 6 de octubre de 2013

PAZ EN EL MUNDO

Acuarela  de Higorca Gómez


Hoy es un día después, no importa porque siempre dejaré mi voz en pos de la libertad, de la paz.

¡Qué rápido pasa el tiempo! ¡Qué pequeños somos en mitad del universo! Miro a mi alrededor y veo miseria, y más miseria.

Cabezas altivas, levantadas, dando a entender que se sienten dueños del mundo, que son “redentores” “salvadores” ¡pobres infelices! Simplemente somos un grano de arena en un enorme desierto. Una pequeña bola en el universo.

Pequeños cerebros en estado de coma la mayoría de las veces. Vamos  sembrando el terror como si estuviéramos repartiendo platos de comida y un poco de amor.

Como si estuviéramos repartiendo enseñanzas para que nuestros semejantes aprendieran a caminar por la vida sin tener que huir de sus países en busca de un trozo de pan que llevarse a la boca, o huyendo del tirano dictador de turno.

¡Simplemente eso somos! Nuestra pobre mente no piensa en la felicidad de miles de niños que viven en la más extrema pobreza, haciendo los más denigrantes trabajos para llevar una ínfima ayuda a sus familias ¿nos hemos parado a pensar en ello?

Vemos como los masacran con gases, con bombas de fuego ¿qué descendencia nos espera? ¿No tuvimos bastante con un holocausto?

Pensemos… pensemos en un mundo mejor, olvidando todas esas armas. Sembremos el amor, la paz. Ofrezcamos nuestras manos a todos aquellos que las necesiten haciendo un mundo mejor. Que las bombas se transformen en palomas blancas surcando los cielos.

Que los niños puedan asistir al colegio para que las letras sean su bandera, que sus poemas mañana hablen de lunas maravillosas.

Levanto mi voz con fuerza pidiendo la paz en el mundo. Que mis brazos abarquen a todos aquellos que están sufriendo. Que mis labios se posen en esas mejillas quemadas de tanto llorar.

¡Sembremos la paz mundial ¡

Higorca 21-9-2013

sábado, 14 de septiembre de 2013

NUBES NEGRAS



     
Las flores han muerto
y no quedan semillas
la nube segó sus vidas.

Y el tallo también
¿qué hacemos ahora?
Ya nada queda de aquellas
blancas y dulces voces.

Cenizas alrededor, dolor, destrucción.
Sus voces acallaron las
manos asesinas que nada entienden de amor.

Los buscan las mariposas
no los encuentran,
ahora también ellas se han vuelto negras
                                                     ¡de pena!

Lágrimas ruedan por las mejillas
oyéndose susurro de oraciones que musitan.
Silencios de temor que al aire silban.
Nube amenazante ¿por qué llegaste?
Segando tantas vidas.
Ahora solo nos queda llevar flores
                                    a sus tumbas.
           Autora: Higorca Gómez
                   Poema Inédito

miércoles, 4 de septiembre de 2013

TERRA NOSA

Acuarela, Higorca Gómez


Galicia, “Terra Nosa”. Dice una canción gallega. No se equivoca, es tierra acogedora para todos aquellos foráneos que llegamos con ansías de encontrar unos días de descanso y relajo, fresquitos en la calima dura del verano peninsular.
Sus gentes recias de mar. Trabajadores, “faenantes”, navegantes, que salieron en busca más allá de los mares la riqueza.
Tierra abierta besada por olas azules rizadas por espuma blanca que hablan de poemas, de grandes poetas. De mujeres valientes, sin miedo a nada. Acostumbradas a trabajar solas ya que sus maridos, hermanos, o padres están embarcados y navegan por alta mar durante meses.
Costa escarpada, rocas que miran al mar, rías que como lenguas entran tierra adentro besando a su paso todo lo que encuentran. Así hasta llegar a Fisterre, que dicen y dice que es el fin de la tierra. Hay que atravesar el océano para encontrar otra dónde pisar.
Pero antes de llegar, a mitad camino entre Pontevedra y Santiago una mujer, “una muller”, alzo su voz “años ah” para plasmar en papel los sentimientos que llevaba dentro. Así expreso Rosalía de Castro sus pensamientos:

A través del follaje perenne
Que oír deja rumores extraños,
Y entre un mar de ondulante verdura,
Amorosa mansión de los pájaros,
Desde mis ventanas veo
El templo que quise tanto.

El templo que tanto quise...
Pues no sé decir ya si le quiero,
Que en el rudo vaivén que sin tregua
Se agitan mis pensamientos,
Dudo si el rencor adusto
Vive unido al amor en mi pecho.

Quizás  demasiado adelantada para una época dónde la palabra “mujer” era algo distinto, o ¿en Galicia no? Creo que puso una bandera para nosotras.
Y… en las Rías Baixas sobre un montículo, un gigante esta “ojo avizor”  cual vigía a todo aquello que pasa a su alrededor. EL MONASTERIO DE POIO. Un  enigmático lugar. Piedras milenarias, cargadas de historias, de misterio porque quizás “haberlas hailas” “meigas y brujas”, y legos que también entre ellos se encuentran como grandes creyentes, que sirven a un buen Dios.
El monasterio se levanta sobre la roca que un día otros frailes edificaron. No podemos olvidar que los siglos pasan y pasan sin remedio para todos nosotros. Y en esas piedras los canteros también dejaron su huella al paso por un monasterio que aún hoy sirve para dar cobijo a un puñado de frailes.
Misterio que al pisar cada una de las piedras sé que estoy pisando alguna de las almas en pena, o ¿quizá las salvaron aquellos que rezaron por ellas? Han pasado años, siglos, en cambio todo sigue intacto en ese recinto gobernado por unos PP Mercedarios.
También ellos acogieron a su vuelta allende los mares para dar cobijo a dos grandes artistas: un pintor y una poeta que siempre fue su musa.  Encontrando entre los muros todo el calor necesario.
Quiero recordar unos versos de la poeta María García Lema, esposa del pintor.

PEREGRIÑOS
Peregrinos que vais por el mundo
Llevando un mensaje de paz y de amor
Peregrinos sin patria y sin rumbo
¿querríais decirnos en dónde
aprendiste el arte divino
que cura el dolor?...

Y por no ser menos recordaremos a otra de las grandes con un soneto. Doña Emilia Pardo Bazán.   
Considera que en humo se convierte
el dulce bien de tu mayor contento,
y apenas vive un rápido momento
la gloria humana y el placer más fuerte.

Tal es del hombre la inmutable suerte:
nunca saciar su ansioso pensamiento,
y al precio de su afán y su tormento
adquirir el descanso de la muerte.

La muerte, triste, pálida y divina,
al fin de nuestros años nos espera
como al esposo infiel la fiel esposa;
y al rayo de la fe que la ilumina,
cuanto al malvado se parece austera,
al varón justo se presenta hermosa.

Yo aprendiza de escribidora me siento orgullosa de haber podido pisar sus huellas todavía vivas en el camino. Huellas de unas hijas dónde el mar ruge con fuerza y entrega sabrosos frutos.

Higorca, 1de agosto de 2013

miércoles, 28 de agosto de 2013

TRISTEZA


TRISTEZA
Hoy mi cielo se ha tornado gris. He sentido que el verano ya no existe. Un escalofrío ha recorrido mi cuerpo y el corazón encogido siente una punzada de dolor. Me aterra lo que veo en la pequeña pantalla y lo que me llega a través de distintos medios.
¡Cuánto dolor! Todos esos niños en el suelo, uno al lado del otro, inmóviles, estáticos, muertos. Al ver eso llegan mis dudas y como siempre me pregunto ¿Qué culpa tienen ellos para hacerles pagar con ese martirio? ¡Porque mártires son! ¿Qué han hecho para merecer una muerte tan cruel, dolorosa y aterradora? ¿Qué mano asesina a sangre fría? ¿Qué esperan, qué quieren? ¿Por qué no aprovechan su sabiduría para otras cosas? ¡Si acaso la tienen!
Sus ojos grandes y expresivos, hoy están cerrados para siempre ya nada existe para ellos, tampoco para aquellos padres que milagrosamente se han salvado. Siempre los llevaran en su corazón.
Los países fabrican armas de cualquier tipo simplemente por el hecho de poseer dinero, de ser ricos ¿a costa de qué? ¿Cómo podemos permitir ese tipo de terrorismo? ¿Es que “ellos” no tienen hijos, nietos? ¿No hay ningún tipo de castigo para ese horror?
En muchos lugares del planeta no sale nunca el sol, la vida es difícil, no hay una edad en la que esos pequeños puedan jugar en libertad. La vida es corta para todos ellos.
Cada vez queremos más posesiones, nada nos conforma y simplemente viendo lo que nos rodea nos damos cuenta que el egoísmo es grande. Cuantas veces leo que hay cabezas pensantes ¿Qué piensan? Sería mejor que aprovecharan esa inteligencia para enseñar a vivir todos en paz, explicando lo que significa un oficio, dando un bienestar, gozando de todas las cosas hermosas que la naturaleza nos ofrece, enseñando a los niños que las flores son de mil colores y que hay mariposas que liban en ellas para ofrecer la más bella danza que en el mundo existe, que al poner sus manos se posen en ellas en señal de amor.
Me gustaría poder volar como una paloma llevando en el pico una rama de olivo, y regalando sonrisas por todo el mundo. Que se terminara el hambre, la miseria, el dolor. Cambiar las mentes de aquellos dirigentes que solamente pretenden su propio bienestar y que comprendieran al fin que vivir es algo más.
Quiero soñar y pensar que esos inocentes niños estarán transformados en estrellas, esas estrellas que tanto me gusta mirar en las noches claras de luna llena que parecen sonreírme.

Higorca




sábado, 24 de agosto de 2013

LLANTO EN GALICIA

Dibujo: Higorca Gómez


 Llanto y más llanto, dolor en el corazón,
el alma se encoge ante tanta desgracia.
¿Qué ha pasado Señor Santiago?
Camino por entre raíles y puedo ver
hierros retorcidos, sangre vertida
de tantos y tantos inocentes,
gentes que  en peregrinación marchan
para llegar a tu lado.
Santo Patrón de nuestra España
¿No has podido detener la matanza?
Quizás ellos llegaban con la ilusión
de abrazar ese cuerpo que de esperanza
                                     les llenaba.
¡Que ha pasado Señor Santiago!
Solo queda rezar
por tantos muertos como en su camino
                                           han quedado.
Cuando la noche caía y el cielo se tornaba negro,
cuando el amanecer en Galicia se presagiaba claro,
cuando los peregrinos se postran ante el santo,
cuando llegaban hasta el Señor Santiago
cuando no se rezaba, la tragedia se estaba formando
cuando me pregunto
¿Por qué Señor tanto llanto?
Cuando no obtengo respuestas a tantas preguntas
cuando veo y palpo el dolor producido
cuando me miro al espejo me digo
cuando me pregunto
¿Señor por qué tanto llanto?

Cuando yo te miro, no obtengo respuestas.

Autora: Higorca 
Poema Inédito 

jueves, 22 de agosto de 2013

DÍA DEL MAR

Acuarela de Higorca Gómez 


La mar esta serena. El cielo con su azul purisimo quiere acompañar ese paseo triunfal y distinto que hoy le ofrecen los pescadores a la Reina de los mares.
Esos pescadores o marineros que salen todos los días a recoger los frutos que ese trozo de “vergel”  nos proporciona.
Una vida muy dura para todos los que viven de ello. La mar no entiende de quienes son los que salen a faenar, a recoger la “mies” que  ella nos ofrece.
Frente a mí veo las barcas engalanadas que están a la espera de la llegada de su hermosa Virgen del Carmen. Marinera igual que ellos para acompañarla en procesión por ese mar tan suyo.
Hoy estoy “casi al final” de la piel de toro, admirando el agua plateada que parece musitar una oración por todos aquellos que una vez partieron con sus barcas y no pudieron volver porque ella y su poder los arrebato.
Escucho una plegaria, unas trompetas van acompañando a la imagen que la representa. Interesante momento. Una pausa, se hace un silencio completo acompañado de un fervoroso murmullo son las olas que acompañan la misma oración mientras los pescadores con su fervor traen hasta la barca a la Madre en brazos, bailándola al compás de su Salve Marinera ¡Impresiona!
Mientras: miro, escucho, repaso…
Vienen a mi mente pasajes de ese trozo azul del globo terráqueo y me puedo dar cuenta de la inmensidad de la misma.     
La puedo ver serena, plateada, color turquesa. Los pescadores navegan sin miedo, sin temor. Amando pero con precaución porque de pronto ese cielo que ha estado en calma se oscurece, se torna plomizo y aquel mar fiel se enfurece y pierde todo el control levantando olas inmensas intentando tragarse los barcos que confiados vuelven con su preciosa carga.
Parece decirnos, o quizás avisarnos con su ira que debemos cuidar y respetar    entorno ¿Lo hacemos?
Mientras pisamos la dorada arena advertimos que una buena cantidad de “basura”, desechos humanos, dejados por las manos del hombre, huellas de nuestro propio rastro por todas partes sin respetar nada.
 ¿Por qué no lo cuidamos????? ¿Seguramente porque pensamos que el planeta tierra no tiene fin?
Debemos ser respetuosos con todo ello para poder ampliar la vida en todas las cosas maravillosas que nos rodean. Dejar el patrimonio intacto para los que puedan venir detrás de nosotros.
Miro de nuevo el mar, y al final del mismo. Ese horizonte inmenso uniéndose con la tierra.
¡Bueno eso nos parece! Y pienso: QUE HERMOSO ES SOÑAR

Higorca Gomez

viernes, 9 de agosto de 2013

¿QUÉ SOMOS? DICEN QUE ENERGÍA

Oleo sobre cartón preparado de Higorca Gómez


Pasajes y más pasajes. Como películas. Trozos de la vida que se arraigan en la mente ¿Raíces entrelazadas de nosotros mismos?
Caminos y más caminos que parecen hierros candentes. Mensajes que traen a la mente la fuente necesaria de todo un tiempo.
¿Qué digo tiempo? Vida, toda una vida que dicen es larga. Me pareció a mí que fue demasiado corta. Como un dulce y amargo sueño, porque de todo he tenido.
Claro, me dicen ¡como el resto de aquellos que me antecedieron! Y de aquellos que más tarde vendrán precediendo.
La vida pasa ¡la vida no! ¡Siempre es la misma! Todos los que nacemos y morimos. Porque, se nace y se muere. Todo aquello que está vivo. Dicen - es el ciclo de la vida - ya sean: plantas, animales o personas.
Todo es uno. Cada uno con su inteligencia. Porque sí, todo lo que pasa por este pequeño e inmenso mundo es energía y toda energía tiene su propio pensamiento. Su propia vida.
Así una a una pasa como una diapositiva. Energía pura y dura. Como tal envejecemos nada más nacer. Nos envolvemos en una rosca como la crisálida. Crecemos y cuando llegamos a una edad joven y madura es cuando esa flor de nuestra vida está más hermosa. Después viene la decadencia y vemos ahora que somos como esa margarita que se va deshojando lentamente.
Llega la madurez y menos lento bajamos la cuesta. Esa cuesta que nos lleva a la misma muerte.
Mientras, nuestra mente se forma intentando llegar al máximo de las fuerzas.  Llenando nuestras tuberías cerebrales de vitalidad, nuestras neuronas de ese espeso y al mismo tiempo invisible liquido llamado inteligencia.
Así va pasando el tiempo y llenando todo lo que nos rodea nuestro ciclo vital.


Higorca 

jueves, 11 de julio de 2013

CONCHA GARCÍA CAMPOY

Concha García Campoy

¿Cómo no hacer un homenaje a esta persona? Su cara, su voz, nos ha acompañado en muchos momentos de nuestra vida. Ahora esa voz clara y limpia se nos ha apagado.
Es como apagar la radio, silenciar la música. Porque a fin de cuentas eso era ella, una dulce sinfonía.
Concha no tenía doblez, era así de simple, al mismo tiempo que elegante. Sin  perder nunca la calma, escogiendo los momentos y las palabras para no herir a nadie.
Se ha ido cuando nadie lo esperaba. Joven, demasiado joven. Ha sido lo único que se le ha resistido. No ha podido luchar con esa negra mancha que cargada  con la guadaña no perdona. Coge la presa sin avisar y al igual que un ave rapaz, se la lleva a su rincón. El rincón de los que no vuelven. Aunque eso sí, ella seguirá estando cerca de todos los suyos, será la sombra fiel que da cobijo.
Descansa en paz amiga. Tu voz, tu sonrisa seguirá a perpetuidad en la memoria de muchos.

Higorca 

sábado, 15 de junio de 2013

GRITOS

Acuarela de Higorca Gómez


No quiero ver niños llorando.
No quiero ver las cadenas.
No quiero ver niños sufriendo.
No quiero ver la esclavitud.
No quiero mirar sus ojos,
no quiero ver lo que ellos reflejan.
Sus ojos no lloran,
sus ojos imploran
el dolor que llevan dentro
No quiero ver sus caras manchadas,
No quiero ver sus manos endurecidas
                                   de callos llenas.
Callos que son heridas
que se clavan en el alma.

Manos duras trabajadas
de esos niños esclavos
                   de aquellos
que son dueños del dinero.
No quiero llorar.
No quiero sufrir.
Simplemente quiero gritar,
gritar muy fuerte
¡¡¡¡Basta ya!!!!

Autora: Higorca Gómez 12-06-2013

martes, 23 de abril de 2013

DÍA DEL LIBRO 23-04-2013

Acuarela de Higorca Gómez Carrasco



Hoy las letras vuelan. Veo como están en el aire. Parecen globos de colores. Me viene a la memoria un manco  ¡Cervantes! que tuvo la gran idea de crear un personaje tan acertadamente que se ha hecho universal.
¡Don Quijote de La Mancha! Que con su lanza en ristre, su escudilla por sombrero, ha recorrido todos los confines.
Da igual dónde te encuentres… hablar del hidalgo es una conversación amena y distendida.
Dedicar el 23 de abril como el día del libro es abrir la mente a un sinfín de historias, de vivencias, de sueños. Es sentirse viva, protagonista de cualquier novela.
Cabalgar sobre las nubes pensando en que llevas una corona de flores y una larga melena rubia. Sin importar la edad, ni el momento. Soñar en libertad a lomos de un caballo blanco, que en su galopar el aire parece acariciar el largo crin del animal que al mismo tiempo acaricia la cara de la cabalgadura.
Tampoco es imprescindible poder tener un día para que alguien te regale un libro o nos compremos uno por ser el día de… comprar un libro es regalarse un tesoro, por que el nos sirve para aprender a ser mejores.
Mientras leo de nuevo ese don Quijote de La Mancha puedo disfrutar de unos paisajes inigualables, ninguno es igual al otro. Pasó y pisó por tantos lugares de la piel de toro que podemos imaginar y al mismo tiempo soñar al igual que hizo nuestro caballero para ver cada uno de ellos.
Soy como la Dulcinea que nuestro personaje adoraba cuando sentado sobre una cabalgadura flaca y enjuta como él, recorría la meseta manchega descubriendo molinos que más bien monstruos le parecieron, mientras gritaba, o más bien vociferaba ¡¡Dónde está el Tobosoooo!!
Eso sí, siempre acompañado por un fiel y servicial escudero.
Vuela imaginación…¡es el día de las letras, qué más da lo que piensen si los locos son los que siempre aciertan y en verdad no hacen daño, ni causan dolor!


Higorca       

viernes, 19 de abril de 2013

VERDERÓN TRINA

Acuarela de Higorca Gómez


Un pajarillo verde parece
estar posado,
sobre una rama de mi higuera.
Me deleita con sus bellos trinos,
hace que vuelva mi cabeza,
que escuche atenta…
que busque entre las ramas
para saber dónde se halla.
¡Es tan hermoso su trino!

Bello pájaro que cantas
que anuncias la primavera,
que de rama en rama saltas,
que mueves alegre tus alas
¿quizás estás esperando
a tu pájara enamorada?
Canta, pajarillo verde, canta...
Tus trinos me dicen que
andas enamorado de esa
pajarilla un poco más clara.

Higorca