Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

martes, 24 de agosto de 2010

MIMOS


A veces, mientras paseamos por cualquier lugar de cualquier país, nos encontramos unas estatuas, o unas esculturas vivientes. Difícil trabajo, muy difícil estar sobre un taburete, o sobre una piedra, o simplemente sobre el suelo de la calle y así, una hora, dos, tres... y, lo más insólito es ver sus caras, sus manos, su ropa... todo ello pintado, incluso los ojos, diría yo hasta por el interior de ellos ¡claro de una pintura especial! Eso ya lo sabemos, o lo pensamos, inmóviles, quietos. Y todo para ganarse unas pocas monedas al día, muchos pasamos y al verlos echamos unas cuantas, pero... otros los miran y no se acuerdan de meter las manos en el bolsillo para que crezca un poco esa medida, esa cuantía que necesitan para poder vivir un poco.
Dignos de admiración, no todos seríamos capaces de ello, son como figuritas de porcelana puestas en mitad de una calle para adornar, otro atractivo para que nos sea más grato el pasar por ella, un trabajo digno que nos lleva a reflexionar hasta donde puede llegar la paciencia de las personas.
Paseábamos por Sintra, por el barrio antiguo, ese es el lugar por donde pasan y pasean todos los turistas que visitan la bella y romántica ciudad. Era una pareja, estaban como siempre "quietitos" cuando les hacían una foto, ellos como si de unos robots se trataran, se movían contorneándose maravillosamente, cambiando de postura. Los niños estaban embobados mirando, pero los mayores también nos gusta verlos. Estos eran de cobre, puro cobre en plena calle de un lugar romántico, bañado por el mar, rodeados de turistas que les miraban extasiados cada uno de aquellos movimientos. El verano tiene "eso" cosas insólitas y otras menos. Cuando llegan a su "casa" quitarse toda esa pintura lleva un trabajo impresionante, pero, por la mañana vuelta a lo mismo, ponerse el traje de trabajo que no es otro que de pintura.

jueves, 19 de agosto de 2010

INUNDACIONES EN PAKISTAN


Titulo: Agua-Inundaciones-Oleo/cartón-Autora: Higorca Gómez

Llevamos unos días oyendo noticias sobre India y Pakistán. De nuevo los elementos atmosféricos han llenado de dolor y miseria a otro país donde la pobreza es la tónica del lugar. Niños con hambre, desnudos, sin zapatos, sucios y lo que es peor, enfermos, por que donde se ceba el desastre es para todo. La enfermedad esta al acecho, esperando que salte la primera pieza del maligno ajedrez.
A veces pienso que uno se acostumbra a estos fenómenos y los oímos como si fuese una noticia más del panorama, esta vez posiblemente por que la gente suele estar de vacaciones no se ha hecho alusión ninguna a este tema, bueno quizás muy poco ¿nos endurecemos? ¿Sera que Dios se olvida de los pobres? O ¿Estos pobres se alimentan de oraciones de cualquier religión? ¿Nos paramos a pensar todo el dolor que existe por el mundo? ¿Dios quiere estás cosas? No solamente este Dios de los Cristianos Católicos, también hay otros dioses que para aquellos que comulgan con cada una de ellas... por que digo yo, Ala o el profeta Mahoma, también son dioses de esos pobres seres y no veo que les ayuden a comer o a beber o darles una manta, o ¿Es a través de cada uno de nosotros los que damos la caridad monetaria para ello que Dios les ayuda? No quiero herir sensibilidades, pero como bien una vez me dijo un familiar mio, secretario de un gran "genio" de los católicos. Hija no pienses tanto en eso y procura por ti misma aquello que necesites, la Virgen tiene muchas cosas en que pensar.
Sabias palabras aquellas pronunciadas y que nunca olvidare, por que mientras pensé en que nuestra Madre siempre me ayudaría, recibí muchas bofetadas en las mejillas, luego procure un poco más por mi y fue cuando pude ayudar a todos aquellos que me rodean y que tienen mucho, mucho menos que yo, perdón no con la oración, trabajando y llevando ese trozo de pan a ese niño que cerca de mi tiene hambre. Esa es mi verdadera oración ¡¡¡¡Ojala estuvieran más cerca esas personas de Pakistán para poder compartir con ellos esa manta con que taparse!!!! Por lo menos que no pasaran frío.

martes, 17 de agosto de 2010

UN MONTE DE SINTRA (PORTUGAL)

Restaurante EL MOLINO DE DON QUIJOTE

Luego toda esa belleza se transformo en fuego ¿por qué?
Oleo/cartón - Autora: Higorca - Título: Fuego

Sintra es una ciudad grande, cuando se conoce poco o se visita por primera vez todo queda en subir al palacio Da Pena, visitar el barrio antiguo y normalmente sentarse en la cafetería la Periquita a comerse un dulce típico del lugar y poco más.
Cuando ya se ha profundizado y tienes oportunidad de convivir con los lugareños, las oportunidades se hacen mucho más amplias, y se pueden conocer rincones románticos, maravillosos, donde la paz, el cielo y las plantas exóticas lo envuelve. Que encontrándote a bastantes metros de altura, puedes divisar el mar azul, ese mar Atlántico que según la hora que es lo ves en calma, quieto como queriendo silenciar para todos aquellos que de alguna forma están reposando, diciéndose cuanto se aman, o cenando entre dos luces de la tarde fresca, quizás sea por la altura.
El sitio, con un nombre extraño por el sitio en el que esta enclavado, EL MOLINO DE DON QUIJOTE, sí, ese es el nombre que podemos encontrar, el restaurante, situado en mitad de una montaña, en plena vegetación donde los cactus, plantas crasas, ficus de todas las clases que miden todos ellos bastantes metros de altura, se llama así. En el interior del mismo, es una mezcla de mexicano, peruano, brasileño, portugués. Al mismo tiempo se puede optar por estar dentro o fuera, entre esa mezclo lanza de plantas, como si fuesen reservados al amor, escuchando esa música única que hace el caer del agua en un estanque lleno de nenúfares. Después de un montón de curvas, subiendo, siempre subiendo, cuando ya has llegado y estás en aquel oasis, parece que te has metido en una película, o que estás en otro mundo distinto, donde nada tiene que ver con ese nombre de Don Quijote ya que quizás él se hubiese perdido en tan mágico lugar.
Cenamos y disfrutamos de la noche veraniega con los amigos, luego, de nuevo bajamos para poder llegar a casa, antes hicimos una parada para tomar una copa en otro rincón luso donde la música de jazz en vivo te hacía seguir soñando, estábamos sentados en la terraza, desde allí divisamos el restaurante donde hacía muy poco habíamos cenado, un fulgor espantoso salia de allí, las sirenas de los bomberos se dejaban oír con fuerza, no hacía falta que nadie dijese nada, todo aquel monte estaba ardiendo, las llamas se dejaban ver muy claramente, nos sobrecogimos, mirándonos, no teníamos palabras, nos quedamos callados mirando fijamente aquel fulgor que por pocos momentos nos pudimos escapar. Lamentable todo lo que esta pasando, me pregunto mil veces ¿Por qué?

jueves, 12 de agosto de 2010

JUAN MARICHAL - HISTORIADOR-ENSAYISTA

El Cristo - Oleo/tabla - Autora: Higorca

Seguramente todos hemos podido leer o tal vez oír a través de los medios de comunicación que ha muerto Juan Marischal. También puedes ser normal que más de uno no sepa a ciencia cierta quien fue ese señor, ese personaje que nos traen a colación.

En todas partes hay grandes “eminencias” grandes cabezas pensantes, inteligentes, sabios, etc. pero bien cierto es que España ha dado grandes frutos al mundo. Grandes personalidades de todo tipo, somos ricos en ello. Navegantes, descubridores, y así iríamos contando un sin fin de genios y maestros.

Entre ellos estaba este grande, porque lo era. También es cierto que una vez más tuvo que emigrar, igual que tantos otros grandes por culpa de una guerra que nunca tuvo que “estallar” y, fue por aquella causa que aquellos intelectuales tuvieran que marchar a varios kilómetros del lugar donde habían nacido.

El no fue menos, nacido en Tenerife, a los diecinueve años, tuvo que emigrar a México donde se formo para luego seguir en EE.UU.

Catedrático emérito de Harvard, historiador y ensayista, podemos encontrar varios de sus libros en las mejores librerías mundiales. Algunos de sus libros son: Tres voces de Pedro Salinas, Cuatro fases de la historia intelectual y lo más importante de todo: recopilo todas las obras de Azaña para darlas a conocer.

Durante un tiempo vivió en Madrid donde tuvo oportunidad de conocer a otros intelectuales como él.

Se le concedieron varios premios en reconocimiento a su notable trayectoría: Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, Premio Nacional de Historia y Literatura, Premio de Canarias a la Literatura, Encomienda de Isabel la Católica, Medalla de Oro de Bellas Artes...

Casado con Solita Salinas, fallecida hace unos años, era hija del poeta Pedro Salinas.

Ha muerto en Cuernavaca (México) donde vive su hijo, también historiador. Allí Don Juan era muy estimado e indudablemente ha sido muy sentida su muerte. D. E. P. maestro, su vida fue rica, inmensamente rica, tuvo oportunidad de buscar, extraer y publicar riquezas inmensas de esta tierra, de esta España que tan necesitada esta de personas que nos enseñen el ayer de una manera clara y limpia.

martes, 10 de agosto de 2010

GALICIA-TIERRAS BAIXAS





Las mujeres mariscadoras de Campelo, celebran la fiesta del mar

En Campelo (Pontevedra) se celebra como en casi todos los lugares donde el mar esta presente el día de la patrona la Virgen del Carmen. Fue uno de esos días entrañables, compartiendo con los lugareños su gran día. Y allí estaban ellas, las mujeres, las mariscadoras, esas abigarradas mujeres que desafiando al mar entran para arrancarle esos frutos maravillosos que luego el resto de los humanos tenemos el placer de saborear.
Del mar, a la coral, unir sus voces en la iglesia donde tienen albergada a su Madre, la Virgen, y luego fuera dando un estupendo recital para los de dentro y aquellos visitantes que habiendo llegado de otros lugares tuvimos el placer de escuchar, luego se paso a una estupenda de gustación, de esos "animalitos" tan característicos del bravo mar atlántico.
Por la tarde la procesión llevando a Nuestra Señora desde su casa hasta el puerto donde esperaría la llegada de otra Imagen venida en barca para celebrar el encuentro.
Aunque hacía calor, poco importaba a todos los que nos encontrábamos allí, el simple hecho de poder acompañar a todos ellos nos hacía felices. Con humildad y pidiendo perdón les dedico mi pobre forma de pensar.

Me inspira Galicia, su mar, su aire,
sus montes cercanos, sus rías...
Esas rías de aguas tranquilas.
Azules, verdes, oscuras a veces,
otras, tienen el color de la plata.
Rías Baixas ¡¡Qué gozo!!

Besar tu arena, sentir tu brisa,
tu olor a sal, a pesca...
viendo como el pescador
esta arreglando las redes,
esas redes que luego echara al mar
para que los peces se enreden
Galicia, Rías Baixas ¡¡Qué gozo!!

Mujeres mariscando,
en el agua brava se meten,
mujeres valientes que...
luego... más tarde...
se visten de fiesta...
y cantan, cantan alegres.
Galicia, Rías Baixas ¡¡Qué gozo!!

¡A misa! Mujeres, mulleres
¡¡Qué tocan campanas!!
Campanas de gloria
y, unen sus voces con gesto elegante.
Esas voces dulces que parecen
salidas de la boca de un ángel.
Galicia, Rías Baixas ¡¡Qué gozo!!

¡¡Mujeres, mulleres gallegas!!
valientes mariscadoras,
que desafían a ese lugar
donde rompen las olas...
con gritos y cantos...
que luego en la iglesia,
las unen a las voces de los querubines.

Galicia ¡Rías Baixas!
Mujeres, ¡mulleres gallegas!
Mujeres valientes, fillas del mar,
de las olas, de la pesca, de la sal.



lunes, 2 de agosto de 2010

LAGO DE SANABRIA



Lago de Sanabria, José descansando en plena naturaleza
Siguiendo por la autovía que nos lleva a Galicia, nos encontramos un lugar fresco, romántico y apacible. Entre montes, rodeado de pinares, abetos y otras coníferas, amen de otro tipo de árboles.

En plena naturaleza que más bien diría yo “naturaleza salvaje” encontramos en nuestro caminar ese remanso de paz y esparcimiento.

Un inmenso lago, un oasis en pleno desierto como diría algún naturista experto. Un lago de aguas oscuras ¡Claro! ¿Eso es debido a los montes cercanos y en cadena que lo circundan?

Aguas de un azul oscuro que parecen espejos ¡si! Espejos de un gigante guardián. O verdes vejiga que nos diría el pintor que aprovecha el instante para plasmar ese tono tan dado por la naturaleza.

Naturaleza ¡divina palabra! Creada ¿por quien? No hay nadie que iguale semejante belleza, no encuentro el artista pintor o dibujante que fuese capaz de colocar en un lienzo un paisaje tan armónico y con tanto movimiento.

El lago nos transmite la paz de sus quietas y a la vez movidas aguas porque aunque nos parezca que están calmadas, es indudable que tiene el movimiento continuo de la vida.

Miramos alrededor y vemos que su agua se filtra con timidez por esos recovecos que los “padres montes” tienen, ellos son como brazos acogedores que sostienen al hijo que busca protección.

El lago es el hijo ya que esta en su seno; el seno de la madre que le cobija y a la vez calma la sed del caminante fatigado. Una sed distinta a la corporal, una sed física y mental que abarca desde los ojos del alma.

En sus aguas, podemos ver reflejadas el movimiento de las ramas; ramas de esos árboles cercanos, parecen bailar una danza sobre el espejo nítido, gigante de la naturaleza. Danza infernal cuando el aire y el viento ataca fieramente en un valle cercado, y, eso sí, dejando volar la mente, la imaginación nos lleva a pensar en alguien que hace muchos siglos habito allí ¿Por qué no? Cada lugar tiene su historia, su “meiga” su “dragón” escondido.

Nosotros ante tanta belleza no buscamos eso, buscamos a una bella y enigmática doncella que alguna vez se baño en tan esplendido y mágico lugar.

Todo eso y mucho más me dice al mirar las oscuras y profundas aguas de ese lago de Sanabria.