Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

miércoles, 24 de febrero de 2010

¿QUEREIS UN MATE?





Hoy no es una entrada cualquiera. Hoy quiero invitar a todos a tomar un mate, y tampoco hace falta que yo escriba mucho porque ya esta todo dicho debajo de estas letras.
Gracias amigos argentinos, me uno a vos y me lo preparo, me encanta, esta exquisito, relaja y deja el estómago como vulgarmente se dice "como una seda"

Tengo que decir que este poema o prosa o un pequeño texto literario, no es mío ¡No! Viene de allende los mares, cruzando las olas, los montes también, pisando las ondas, os invito a leer mientras saboreáis esta rica hierba.

El mate no es una bebida.. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es 'hola' y la segunda: ¿unos mates?.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: '¿Dulce o amargo?'. El otro responde:
'Como tomes vos'.
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da.
La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos.
No es casualidad. No es porque sí.
El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena. Es querible la compañia.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!'.
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, ¿está caliente, no?'.
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir 'gracias', al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.

sábado, 20 de febrero de 2010

NIÑOS BLANCOS, NIÑOS NEGROS - IGUALDAD


Últimamente y desde el doloroso acontecimiento de Haití, mirando la pantalla de televisión me he dado cuenta de un detalle que me ha hecho pensar largamente.
Siempre decimos que no somos racistas, que todos somos iguales, blancos, negros, amarillos o cobrizos.
Luego reflexiono y noto que eso no es verdad, nada de eso tiene una certeza. Desde que me di cuenta he mirado aún más atentamente el aparato y sigo con mi incertidumbre, con mi duda siempre presente.
Nos hemos fijado bien en alguna de las cosas televisadas? Normalmente no se puede sacar las caras de los niña@s en la pequeña pantalla, todos salen con las caras tapadas, distorsionadas para que no se las pueda reconocer, eso hablando siempre de los ¡¡niñ@ blanc@s, claro!!
¿Entonces porqué salen los niños negros con su carita destapada? ¿Porque a ninguno le tapan su rostro y salen tal cual? El mismo peligro tienen unos que otros, o ¿no? Claro que pensándolo bien, los blancos son "pudientes" los otros, esas bellezas (porque verdaderamente son preciosos) son los niños pobres, del tercer mundo y ¿Esos no tienen los mismos derechos? Pues ya me he dado cuenta que no, que no somos iguales, que siguen habiendo diferencias y me pregunto ¿porqué? Tanto que hablamos de los derechos humanos, de los derechos de los animales, de los derechos de... ¿Porqué lo hacemos? O mejor ¿Nos hace más importante decir que amamos a quien...? Nuestro perro, nuestro gato, nuestro periquito... y en cambio no reflexionamos en esas pequeñas cosas que para unos tienen tanta importancia y en cambio para otros no importa nada.
Creo que es mejor callar, no hablar y en cambio actuar de distinta forma y manera, nuestros corazones que aunque es un órgano pequeño abarca un sin fin de inmensidades, démosle pues cabida a todas esa pequeñas cosas, que no por ser pequeñas tienen la máxima importancia.

viernes, 19 de febrero de 2010

QUINCE DE AGOSTO



















Oleo/lienzo - Autora: Higorca


Era agosto, día quince.
Soledad, tinieblas, desazón...
desilusión, cobardía, expulsión...

soledad en un día de esplendor,
nadie tenía para mí un perdón...
soledad...
¡¡Me quede en un rincón!!
Esperando ¿Esperando?
¡Para qué esperar!
Nadie supo perdonar.

Tinieblas, oscuridad, lejanía...
nadie me hacia la luz...
ni una palabra de aliento,
ni cortesía ¿Para qué?
No la conocían.

Volví a perdonar ¡Pobres!
No sabían lo que era amar...
¡Las tinieblas les envolvía!
la oscuridad les cernía...
¡Que pena no saben amar!

Desazón... las miradas...
cómplices de la vida,
desaliento de los pobres...
la incultura...
¡¡¡¡Que desgracia madre mía!!!!

Desilusión ante la vida...
dar, entregar, volver a empezar...
lagrimas, dolor...
¡En un quince de agosto!
en el día del amor.

Cobardía ante un dolor...
cobardía a mirar a los ojos...
¡Porqué no se es traidor!
Cobardía, egoísmo, amor, dolor...
las luces del alma y del corazón.

Expulsión con sonrisas...
desaliento con dolor...
de la mano...
pero ¡¡¡fuera!!!
¡No lo ves! ¡no hay sitio!
¡Estás de más! ¡¡¡No cabes!!!

No importa, me dan pena...
se creen ricos ...
en cambio no saben dar amor

miércoles, 17 de febrero de 2010

REFLEXION DEL CARNAVAL

Rafael Garrigós
Jaimito Gorromeo
Rafael Garrigós

Ya se ha pasado todo el carnaval. Bueno, casi, ha sido una pena este año el "tiempo" la climatología no nos ha acompañado ¡una verdadera pena! Ya que aquí en este rincón de la meseta se vive de pleno esta fiesta, todo el año pensando, trabajando, para que luego ¡todo al traste! En fin así es el carnaval, don carnaval es tan distinto a todo que también en eso, no pudiendo prever la climatología, si sera fría o calurosa (todo lo calurosa) que puede ser en La Mancha, en Herencia, concretamente, un pueblo que estos días se torna de los colores del arco iris.
Después de repasar, de reflexionar, me quedo con dos cosas, me gustan todas, ya que me gusta esta tierra, me siento orgullosa de habitar, vivir o estar en ella. Dos son las que yo destaco. Dos personas con un carisma especial, distinto, humildes y grandes, alegres y educados, respetuosos con todos aquellos que les rodean.
Humildes porque los grandes son eso, grandes y humildes, no les hace falta ningún tipo de protagonismo aparte, tienen el suyo propio, su saber estar, su sabiduría, y su bien hacer en cada uno de los trabajos que ellos llevan a cabo. Trabajo distinto nada tiene que ver el uno con el otro.
Jaimito Gorromeo, humorista, ese es su trabajo, en el escenario es uno de esos personajes que gustan a todos, niños y mayores, con su forma de actuar llena el escenario aún estando solo. Luego cuando se cambia los pantalones y la camisa negra y se viste con ropa normal, es cuando nos damos cuenta de todo aquello que sus poros desprenden, Su persona sencilla, algo tímido, dulce, casi invisible y sobre todo rezuma humanidad, esa humanidad que se deja notar cuando se esta cerca de él, gran hombre, gran persona.
A otro que quiero rendir un pequeño homenaje es, a un joven herenciano que ha sido galardonado con un trofeo muy de aquí, de Herencia, un Perle. Bonito trofeo original y muy apropiado para él.Tiene uno de los trabajos más atrayentes a la vez que difícil, el hace vestuarios y escenografías para el teatro, para los mejores teatros. Ganador de distintos premios y candidato a otros más grandes. Rafael Garrigós, es una persona especial, joven, dicharachero, le gusta y vive el carnaval de su pueblo, es un honor y un placer el haber podido compartir cerca de él, como se suele decir "mesa y mantel" su conversación fluida, inteligente, sabia y tranquila, hace que a su lado las horas pasen con un rapidez inusitada. Creo que ha sido de un gran acierto haberle concedido el galardón. Un artista grande, joven, con mucho camino por delante, imaginativo, sabiendo en todo momento aquello que quiere llevar a cabo. Su gran humildad queda impresa en su persona. Adelante a los dos estáis empezando una vida y os deseo los mejores éxitos.

domingo, 14 de febrero de 2010

UN HOMBRE-RECUERDOS-LIBERTAD















Plumilla/tinta china - Autora: Higorca

Un hombre...
pasea, mira, observa...
camina lentamente...
¿Qué piensa? ¡En libertad!

Tiene el alma dormida...
se sienta, despierta...
despierta de un sueño...
¿Qué piensa? ¡En libertad!

Sonríe... ¿Recuerda?
Musita en silencio...
De nuevo sonríe...
¿Qué piensa? ¡En libertad!

¿Amores pasados?
¿Allá en otra tierra?
Se levanta... sonríe...
¿Qué piensa? ¡En libertad!

De pronto reza...
al cielo mira...
Una lágrima furtiva...
corre por su mejilla...
la limpia con rabia...
¿Qué piensa? ¡En libertad!

Vuelve de nuevo...
a ese rincón, a ese lugar...
oye una voz,
mira... no tiene lejanía.
¿Qué piensa? ¡En libertad!

De nuevo se levanta,
camina... otea... observa...
ese cielo azul, limpio...
¿Sera su camino a seguir?
¿Qué piensa? ¡En libertad?

Hoy es día 14 de Febrero, de todos es sabido que se celebra San Valentín, el día de los enamorados, como tal todo lo ponemos maravilloso, perfecto, todos estamos enamorados, todos estamos junto a esa persona que queremos, recibimos un regalo, cualquiera porque también es regalo un beso, una mirada, una palabra dulce, una caricia o un te quiero. Cosas que nada material cuesta pero que te llena, que te sirve de aliciente para seguir adelante, porque eso es lo más necesario para vivir, para sentir que estamos vivos.
Pero yo, quiero dedicar estas pobres palabras a esas personas que también están enamoradas y por azar de la vida están detrás de unas rejas, seguramente arrepentidos de aquello que en su día la locura les llevo a cometer algo innecesario, pero desgraciadamente así fue.
Otros que seguramente por malas interpretaciones están pagando una culpa que no tienen y en cambio allí están. Sea cual sea, no tienen a nadie que hoy les diga al oído esa palabra maravillosa de, te quiero... o una caricia que les de a entender que no están solos.

lunes, 8 de febrero de 2010

CARNAVAL

El Perle
Gigantes y cabezudos

Pasan los días, los meses y los años volando, casi no nos damos cuenta y ya han pasado las navidades y ya ha llegado de nuevo el señor Carnaval.
Como todos los años aquí en este rincón de La Mancha empieza un poco antes y es que las buenas gentes del lugar se lo pasan fantásticamente bien, y sale la procesión y salen las comparsas y se llenan las calles y plazas de colorido, de bullicio y jaleo, sin mirar la edad, sin pensar que están bien o mal, todos, pequeños y grandes, todos, se echan a la calle, da igual que haga frío o menos frío, porque lo que si es verdad que el frío en estas latitudes aprieta de verdad, y este año ha sido de poco sol y mucha nieve o agua.
Claro que con esos disfraces y algo "más", quiero decir alguna "copichuela" que otra, hace que la "calefacción" sea inmediata, entre el jolgorio y la juerga ¡nada! Que el frío se alejo.
Bonita esta etapa del año, se olvidan las penas y los dolores neurálgicos y a correr se ha dicho. Ahora nos falta lo mejor de la fiesta, realmente todavía no ha empezado, pero todos y todas aquellas que están deseosas de ponerse la "careta" salen a lucirse bastante tiempo antes, no tiene nada que ver, porque realmente para ponerse la máscara, el disfraz y la peluca, no hace falta que llegue este tiempo ¿para qué? ¡Si todo el año ya lo llevamos y no pequeño!
Yo también digo ¡Viva el carnaval! La máscara y el disfraz. a divertirse tocan, luego ya vendrán tiempos de recogimiento y paz, de pensar y cavilar, de dolores y neuralgias, de dentistas y demás, ahora ¡Viva el Carnaval!

sábado, 6 de febrero de 2010

MAR MEDITERRANEO














óleo/cartón - Higorca


Mi mar, el sol... el mar, la arena
Mediterráneo... me pierdo
tus olas en mi siento...
recuerdo ese mar tan bello.

Tus olas besando mi cuerpo
nadando desnudo
por el mar adentro...
sintiendo tu abrazo,
mi mar... mar Mediterráneo.

Me duermo tendida
bajo un sol ardiendo...
y siento mi cuerpo sobre tu arena fina
que cruje y que chilla.

¿Sueño? A veces presiento...
mi mar... ¡mar bravo!
que sigo a tu lado,
¡Mediterráneo, transparente y claro!

Las gotas regando
mi cuerpo delgado,
y, mi largo pelo chorreando,
por mi pecho cálido
agua salada resbalando.
Parece cercano y... en cambio...
despierto, miro...
¡es tiempo lejano!

Mi mar, Mediterráneo
siento mis pies mojados
rompiendo tus olas
sembradas de encanto.
Sueño y sigo soñando...
desnuda en ti me baño.
Despierto, sonrío, abro mis ojos
¡están llenos de llanto!

Mar, mar Mediterráneo,
recuerdos fugaces...
de un tiempo pasado,
veo tus colores preñados
de luz, de amores...
paleta que tuve en mis manos

Grito y de nuevo vivo,
¡el bravo oleaje! Besando
mi cuerpo desnudo y ...
entonces me duermo
¿Quizás pensando?
momentos que nunca he olvidado.

Y... es que te siento, te noto
las gotas de tu agua resbalando
en mi desnudo cuerpo,
gotas de ese mi mar
¡mar Mediterráneo

martes, 2 de febrero de 2010

HOMENAJE A JOSE HIGUERAS Y A SU TIERRA

Dibujo a plumilla

Hoy quiero rendir homenaje a una persona que por estar cerca a veces se nos olvida sus muchas cualidades que tiene.
Le conocí y de lo primero que me hablo fue de su tierra; bueno, la tierra donde nació. Tanto me hablaba que al final le pregunté
-¿Vives allí? ¡No! Me crié de pequeñito, estaban mis abuelos, y, perdona - me dijo- la persona que yo más he querido es, ha sido y sera mi abuelo. Por eso amo tanto ese lugar. Algún día pienso volver y quizás para quedarme.
Quizás iba a preguntar ¿Te parece bien? No lo hizo ¡Nunca lo hizo! pero al final terminamos aquí, en un lugar de La Mancha, como nuestro gran Cervantes le llamaba a este trozo de nuestra España.
Es un trozo muy bonito, algo distinto a todo cuanto habíamos vivido antes, esto es un lugar tranquilo, de atardeceres maravillosos donde el cielo se tiñe de bellos colores, es como una paleta inmensa donde el gris esta junto al rojo.
Las noches son majestuosas, se pueden ver las estrellas brillar, refulgentes y esas fantásticas estrellas que llamamos fugaces se entrecruzan en un cielo oscuro, negro, donde podemos percibir todo lo grande que tiene nuestro universo.
Me gusta decir: ¡Bella es esta tierra! La Mancha. Amplios horizontes, bellos parajes, cielos incomparables ¡Dulce néctar que puedo sorber día a día! En el largo aprendizaje de la vida.
Miro todo lo que me rodea, salgo a caminar, despacio, mirando al frente, escudriñando algo ¿Recuerdos quizás? A otra tierra de anchos horizontes también.
¡La Mancha! me has dado mucho. Todo lo que me rodea me llena de una paz y de una ternura que hace que mi alma pequeña y pobre se enriquezca cada día un poco más. Gracias a esta tierra y a un hombre ¡José Higueras!

lunes, 1 de febrero de 2010

Tres Heridas



















Óleo/lienzo - titulo: Granadas - autora: Higorca
POEMA

Tres heridas llevo en mi cuerpo...
tres, tres heridas...
tres recuerdos...
tres amores,
grabados a sangre y fuego.
Cuando las miro y las veo...
tres lágrimas, tres...
ruedan por mis mejillas...
tres amores que no se olvidan
tres heridas llevo en mi cuerpo,
tres, tres heridas...
tres recuerdos.