Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

jueves, 22 de noviembre de 2007

RECUERDO A UN GRAN HOMBRE FERNAN GÓMEZ

Hoy mi recuerdo no puede ser otro. Hoy, mi recuerdo es ni más ni menos que para un personaje entrañable; Fernando Fernan Gómez. Un personaje en toda la extensión de la palabra, respetado y respetable. Admirado por toda una generación. El nos ha enseñado mucho, sobre todo a los que de alguna forma llevamos el "gusanillo" del mundo artístico dentro. Hombre sabio, distinto y polifacético. Preocupado siempre por la cultura, una palabra que él la escribía con letras mayúsculas. Grande entre los grandes y así podemos enumerar: gran actor, mejor escritor.
Por eso hoy mi recuerdo se va a los primeros años de mi vida, recuerdos que guardo en mi joyero personal. Gran amante de la radio desde mi tierna infancia, un día, escuche una voz magistral declamar, o... interpretar... ¿quizás leer en voz alta?... Era una ¿poesía? o ¿verso? Maravillosa voz, impresionante. Aquello se me quedo grabado en lo más profundo de mi. Aquello fue el principio de mi gustar por esa forma de escribir. Luego seguí con el placer de escuchar otra gran rapsoda Mª Matilde Almendros. Ellos me llevaron en silencio a poder amar ese mundo maravilloso. La poesía y los poetas. Los pinceles y la pintura que también es otra forma de hacer poesía. Gracias maestro, siempre te llevare en mi corazón. D E P

martes, 20 de noviembre de 2007

LAS TECLAS DE MI PIANO--- Autor Higorca

Teclas, teclas de mi piano, te acaricio, te mimo,
te cuido, por que te quiero, eres mi gran consuelo,
cuando tecleo siento las cuerdas vibrar bajo mi mano,
mano trémula, otras veces, muy firme mano...

Teclas blancas, teclas negras, acariciadas... que bien suenan,
a veces... lloran, según se escuchen...
por que tú... piano, caja cerrada, cuerdas bien templadas,
saltan las notas a través de la caja... tu alma,
por eso a veces... lloran, según se escuchan

Teclas que gimen... las blancas rien, las negras...
las negras lloran tristes canciones de amores...
de amores lejanos, de amores que encierras...
de manos que amas... secretos que guardas celosamente
¿Quizás conoces los dedos que te acaricían?

Dedos, teclas, notas... risas, llantos, secretos...
Secretos que guardas celosamente.

jueves, 15 de noviembre de 2007

LA COMIDA - TODOS JUNTOS

Todos fuimos a comer juntos el día del I Certamen de Pintura Rápida José Higueras. Todos quiero decir los amigos. Los amigos de siempre, aquellos que de verdad se alegran de todo lo bueno que les pasa a los demás. Fue algo muy bonito, pasar el día juntos, además hasta la meteorología quiso ser esplendida con los actos. Para ser el primer año , vinieron bastantes pintores y además de un nivel más bien alto. Paseamos todos juntos por todo el pueblo mirando el trabajo de cada uno, era algo distinto, colorista, variopinto. Cada uno le daba un toque personal a sus trabajos y paseando y mirando te das cuenta de todo lo que se puede aprender de los demás, todos aportamos una pincelada distinta al mundo del arte, o a cualquier otra cosa ¿Quien dijo que aún al final de una larga vida se sabe todo? Nadie somos tan inteligentes que tenemos el gran tesoro de la sabiduría. Siempre nos queda algo que aprender, cada día al levantarnos tenemos una nueva oportunidad, es bonito, maravilloso, levantar por la mañana la vista y ver que cada amanecer es distinto, que aunque el sol sale por el mismo sitio, cada día tiene un nuevo color el cielo.
Ese día, el día del certamen, pude sentir, notar que alrededor mío tenía el calor de la amistad. La luz y los colores de todos los pintores que vinieron al lugar. El sol acariciándome la piel. La brisa que aliviaba el sudor. El amor que me acompaña día a día. La amistad, el cariño, la lealtad de esas personas que se llaman AMIGOS.
Gracias por acompañarnos en esos momentos únicos de la vida.

domingo, 11 de noviembre de 2007

TOLEDO EL JOYERO DE ESPAÑA--- Autor: Higorca

Toledo, maravilla de las maravillas. Cuando paseo por tus calles, pisando tus piedras, esas piedras que tanto saben de historias, de pasados, de cascos de caballos, de correrías con espada al cinto, con una canción en los labios para rondar a la mujer amada, o... quizás para ver a escondidas a esa persona que nunca se puede pronunciar su nombre en voz alta.
Toledo, al pasear por tus callejuelas estrechas pensadas para otras épocas, evoco historias maravillosas de enamorados, de princesas, judías, moras o cristianas que... haberlas hubo y muchas; mujeres jóvenes, cautivas en torreones. Ellas miraban a lo lejos, hasta donde la vista les alcanzaba. Veían el rió, ese hermoso rió Tajo, de aguas cristalinas y cantarinas; su música les deleitaba las horas de soledad en esas torres guardadas. Toledo ¿cuantas cosas te diría? Yo también te canto por eso quiero seguir otro día....
También tú fuiste ciudad amurallada. Piedras que celosamente guardaban un rico joyero, impresionante. Tres culturas ¿Tres? O ¿Alguna más?

jueves, 8 de noviembre de 2007

LOS RECUERDOS

Ha veces nos asaltan recuerdos que nos hace felices, otros en cambio nos entristecen y nos llevan a recapacitar para pensar que es lo que ha salido mal, o, porque paso aquello sin querer. Sacudimos la cabeza fuertemente para que se escape y nos deje de mortificar.
Me gusta pensar, recordar todo aquello maravilloso que me paso, sin importarme la edad, ni el tiempo que ha pasado, y tampoco que otros momentos de la vida han sido mejores. Nada de eso, son recuerdos maravillosos que viven en nosotros.
Me ha contado una persona mayor uno de sus recuerdos; la persona en cuestión tiene ya casi los cien años ¿cuantas anécdotas puede tener? Un sin fin después de tan larga vida. Una de ellas es muy curiosa: esta persona desde muy temprana edad era maquinista de un cine, vaya, como dice él. "El chico que echaba la película". Eran los años de la guerra, y él un chaval muy joven. No importa de que bando era, eso hoy ya no tiene importancia, ya que debemos guardar las hachas de guerra y querernos todos un poco más, ya que la vida es muy larga, pero al mismo tiempo muy corta y digo yo, que, para que pelear por una tontería.
Bueno pues el chico como ya he dicho anteriormente era un chaval que todavía no conocía mucho del mundo; también es verdad que a través del cine podía saber más cosas que otras personas. Él vivía en un pueblecito más bien pequeño y no había salido mucho al exterior. Pues como todos tenía una curiosidad, pero no era poseedor de ninguna radio donde poder escuchar las noticias que a él le interesaban, y según tengo entendido tampoco era el momento más adecuado para escuchar algunas de las emisoras que por aquel entonces estaban prohibidas. Pues bien, él se hizo una radio clandestina, aunque había un problema, necesitaba la lampara que tenía la máquina, no lo pensó dos veces, se la quito y la puso en el aparato, a escondidas escuchaba aquello que le interesaba tanto. Al decírselo al dueño lo que le pasaba, quiero decir que se le había fundido la lampara de la máquina, el señor le pidió que se la diese para poder comprar otra igual, se las ingenio, la he tirado a la basura, claro que ya no la encontramos, porque ha sido al barranco. Debió decirlo con verdadero énfasis, ya que el buen señor se lo trago y tuvo que traer más de una para saber la que en realidad podía encajar en dicha máquinita.
Mientras el señor mayor me lo contaba, yo le miraba a los ojos, note que la alegría le inundaba al decir algo que había sido un poco peligroso para él, ya que en aquella época, no se podía jugar con todas esas cosas, a la primera de cambio se torcían, maravilloso recuerdo para un señor que a pesar de sus años sigue teniendo su mente lúcida y fresca como si en realidad fuese un joven.

sábado, 3 de noviembre de 2007

Es la primera vez que me propongo hacer un blog personal, me parece algo magnifico el poder expresar en una página todo aquello que pienso, o, que hago en algún momento del día, o de mi trabajo.