Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

domingo, 16 de septiembre de 2012

¡¡ INCREÍBLE!!


Óleo sobre tabla, autora: Higorca





En silencio mientras trabajo escucho atentamente y a través de los medios de comunicación algunas cosas que no me parecen coherentes. No digo que sean culpables esos medios, no, ¡nada de eso!.
Ellos dicen lo que les “obligan” de alguna manera a decir para poder conservar el puesto de trabajo. Los verdaderos mentirosos son el gobierno, los gobiernos. Los españolitos de a pie nos tenemos que tragar todo aquello que los gobernantes quieren.
España, como todo el universo está un poco “jodido”. De vez en cuando el mundo está un poco saturado de mil cosas, de mil temas. Ahora desde hace unos años esto ha cambiado ¿por qué? Muy fácil.
En España, el país donde yo vivo, y el que ahora me importa. Se han quemado todos los cartuchos de golpe, además de estar entre nosotros un montón de “chorizos” que se han llevado para sus arcas particulares todo lo que han tenido por delante.
Lo suyo no, lo ajeno, sin pensar que lo ajeno era del pueblo, de los españoles, que a fin de cuentas somos los contribuyentes
¿Qué son los que gobiernan un país? Son nuestros “trabajadores” el pueblo es el jefe supremo de todo el tesoro, ellos lo único que tienen que hacer es administrar, trabajar para el pueblo, claro que ellos no lo entienden y a ver quién es el “guapo que le pone el cascabel al gato”.
¿Quién son ellos para subirse el sueldo, así porque me da la gana? No  señores, ustedes tienen que preguntar al pueblo cuando y como se suben sus sueldos ¿comprenden? Creo que no lo comprenden y jamás lo comprenderán. Es difícil lo que estoy diciendo y seguramente no pasara nunca. Es “pedir peras al olmo”.
Hace unos cuantos días están diciendo los “ministros” actuales; - ¡señores, no vamos a tocar las pensiones! No… de momento el “pobre pensionista” que ha trabajado toda su vida, que ha cotizado toda su vida, y que ha llegado a una edad dónde debería estar tranquilo, relajado. Dando sus paseos, o jugando a la petanca, o ¿Por qué no? ¡Jugando a lo que le dé la gana!.
Pues resulta que como a esas edades llegan todos los achaques, tiene que ir más a por sus recetas correspondientes; tiene que abonar un “dinerito”, más tarde tiene que ir a comprar lo más elemental; otro extra, el iva, por no decir “iva y venia” dinerito para el gobierno.
Como ese pensionista cobra nada y menos, no puede permitirse el lujo de comer según que viandas porque de lo contrario no llega a fin de mes, eso sí, los gobernantes comen de lo bueno lo mejor.
El pensionista si necesita un jersey, se lo compra en el “mercadillo” porque aún en los “chinos” es caro. Ellas, “gobernantas”, mujeres, o señoras, (por eso de ser más elegantes) de los gobernantes se visten en “Carolina Herrera, Jesús del Pozo, o Victorio y Lucchino, o etc. etc., creo, pienso que para ese “luc” no se puede “cobrar” mil €, ¿o sí?
Y eso si no tienen que ayudar a ese hijo, nuera, o nietos que están en el paro o parecido ¡Triste porvenir nos espera!
En fin siempre pierde el más “flaco” aquel que menos tiene, y eso por no decir cuando se dedican algunas de ellas a ir a las casas y aprovecharse de las pobres incautas, cuando les dicen ¡déjame este complemento que ya te lo devolveré! Entonces pasa como con los libros, se los llevan y pierdes, el bolso y la amistad. Todo eso porque no tienen suficiente con la “mensualidad”.
Así funciona todo hoy día ¿Por qué? Pues fácil, se ha perdido el respeto, la dignidad, la vergüenza, y todo lo demás ¿hasta cuándo?
No quiero oír la radio, ni ver la tele, ni escuchar conversaciones que me indignen. Quiero buena música que me llene el alma de alegría, que sienta dentro de mi cosas positivas, buenas, de esa forma voy a tener que pagar menos en la farmacia, ya que no tengo posibilidades de tener criadas.

Higorca 

martes, 11 de septiembre de 2012

¿A DÓNDE VOY?

Óleo sobre tela, autora: Higorca Gómez


Piso despacio las piedras del camino
La hierba fresca besa mis pies.
Cuidado tengo con las ramas secas
Al mismo tiempo que respiro
El suave aroma de los pinos.

¿A dónde voy?

Camino siempre en línea recta
En cambio, al frente veo
una tortuosa senda
que no sé dónde me lleva.

¿A dónde voy?

Camino y camino, sin saber…
A ciencia cierta, si lejos o cerca
Solamente una cosa si noto.
Un inmenso bosque me rodea.

¿A dónde voy?

¡Cuánta belleza en mis ojos se refleja!
Siento correr la sangre por mis venas
Noto el aíre limpio entrar en mis pulmones
¿Será la primavera?

¿A dónde voy?

Me siento pequeña ante tanta belleza
Verdes inmensos, colores mil
Que brillan al mediodía.
¡Al sol le dan la bienvenida!

¿A dónde voy?

Grito en el bosque
¿Quién me escucha? ¿No hay nadie?
Hadas, gnomos, entre las ramas
Pajarillos que alegres cantan.

¿A dónde voy?

Su casa es el bosque, respiran
La libertad es plena…
También yo quisiera vivir en la floresta
Ser libre de tantos buitres como acechan.

  Higorca