Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

lunes, 31 de marzo de 2008

CUMPLEAÑOS DE ANTONIO LOZANO














17 de marzo del año en curso 2008. Día del cumpleaños y jubilación de nuestro querido amigo y hermano.
Día inolvidable para todos los que hemos tenido la oportunidad de compartir la jornada, la comida a tu lado, cerca de ti, mirándote a los ojos cuando tu esposa y compañera inseparable, Rosi, tus hijas y sus parejas, tu preciosa nieta, tus amigos de siempre, tus familiares más allegados, te felicitan y te cantaban el cumpleaños feliz.

Tus ojos, con miopía, como siempre dices tú, pero inmesamente limpios, inteligentes, en tu fiesta los vimos llenos de lágrimas, lágrimas de emoción, de cariño hacía todos los que estábamos acompañandote. Te queremos mucho, no lo olvides.

Cada uno de nosotros quisimos rendirte homenaje como tú te mereces, por lo menos eso fue lo que queríamos demostrar ¿Lo conseguimos?



QUERIDO DOCTOR LOZANO


Hola Doctor Lozano. Ante todo, felicidades, por este cumpleaños, hoy por fin ha llegado ese tan temido y a la vez tan ansiado día. Han llegado los SESENTA Y CINCO AÑOS. No es por nada, simplemente por que ya vamos caducando como los yogures. Ahora eso si, fresco, natural, lleno de lozanía y con la misma ilusión que cuando cumpliste treinta rosas rojas o treinta años.

Por fin la liberación del lugar donde durante tantos años as ejercido tan elegantemente y dedicación, la ciencia de Hipocrates, que no es otra que la de cuidar y tener la oportunidad, querido doctor de ver el principio de una nueva vida ¿hay cosa más maravillosa? También es cierto que de vez en cuando se te encoge el corazón al tener que dar una desagradable noticia.

De todo hay en la viña del señor, lo único es, que la maravilla del alumbramiento tapa el otro dolor ¿verdad querido doctor y maestro en esa palabra? GINECOLOGIA.

Me uno a esas, tantas mujeres que pasamos por tus manos, para darte las gracias por tu bien hacer, tu amabilidad y educación, tu respeto y amor a la profesión.

Debo confesarte una cosa. La primera vez que pase por tu consulta, una luz se encendió en mi interior, poco a poco fuimos congeniando y pudimos comprobar que tanto "usted" como su enfermera "particular" eran algo muy especial. Dicen que detrás de un gran hombre siempre esta una mujer. La tuya se llama Rosario. Rosa para todos nosotros. Puedes estar orgulloso de tenerla a tu lado.

Pero el día más importante para mí, querido doctor fue cuando oí que me llamabas hermana. Entonces me dí cuenta que posiblemente aquel ser admirado había vuelto.

La verdad es que nos parecemos como... muy bastante, y por si fuese poco, hasta en lo de ... hijos únicos. Pero yo, ya no estoy sola, ahora puedo contar con vosotros para volcar fraternalmente mi cariño. Por eso debo darte de nuevo las gracias, hermano.

Es gratificante saber que detrás de un hilo hay una persona que escucha con cariño y un poco "fastidiado" , preguntas para luego aconsejar y sobre todo bien aconsejado.

Tengo que dar también las gracias a otro gran ginecólogo aragonés y nieto de un gran premio Nobel, el doctor Pedro Ramón y Cajal. Que fue el que me indico la bondad de los médicos toledanos y de alguna forma y manera fue quien hizo el milagro de conocernos.

Que este día este siempre presente en ti, a nosotros siempre nos tendrás cerca, aunque solamente sea para darte guerra a través del hilo.


Un fuerte abrazo


José e Higorca