Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

martes, 4 de enero de 2011

SOÑAR EN DIA DE AÑO NUEVO

Oleo/tabla-Autora: Higorca Gómez


Me gusta el día de Año Nuevo, es el día que espero con ansia el concierto que retransmiten desde Viena.

Me siento delante del televisor (que ese rato no me parece una caja tonta) y escucho y veo atentamente cada movimiento de los instrumentos musicales que bajo la batuta del prestigioso director de turno me transporta a otro estado. Un estado de éxtasis difícil de explicar.
Cierro los ojos y me dejo llevar por esos valses o polcas deliciosas y es entonces cuando mi mente vuela y se desliza por esas calles de Viena donde los aromas a flores y bellas notas nos va marcando el camino para recorrer tan bella ciudad.
Otras veces me dejo llevar por las aguas menos frías del Danubio, a bordo de un maravilloso barco donde recorro su trayecto mirándome en sus aguas, y descubriendo unos parajes ensoñadores. Y ¿porqué no? Sobre un escenario con mis zapatillas de punta color rosa que todavía y a pesar de los años sigo guardando junto a un tutu del mismo color.
Y esos jardines que en la Austria romántica nos deja pasear por ellos tapándonos la cara con una grácil sombrilla de encaje que cierro lentamente al entrar en palacio para mirar y admirar cada una de las obras pictóricas que voy descubriendo a mi paso.
Lujo, baile, música y todo ello junto me lleva a otros siglos como si en verdad hubiera vivido en ello ¿exisitira la reencarnación? Me lo pregunto en un primer día del año, soñando al compás de ese palito o batuta que magistralmente mueve ese gran maestro que ha tenido la suerte de llegar hasta ese podium que le engrandece y le lleva a la gloria ¡Dios mio! ¿Cuanto se puede soñar a través de una música?

2 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Higorca,sabes que este blog no se me actualiza,paso cuando veo que publicas en el otro.
La música es un gran arte,cuando va armoniosamente coordinada nos transporta a otros niveles...Estoy segura de que El CREADOR,nos dejó la música para curar y elevar al hombre al hogar primigenio de donde procede...EL CIELO.
Mi abrazo siempre,amiga.
M.Jésús

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

Hasta hoy no he podido enviar ningún comentario. Ocurria lo mismo que tu otro blog. No aparecia la palabra de verificación. Yo creo que estos artefactos están un poco locos, estos días.
También yo me senté a escuchar y ver el concierto de Año Nuevo; siempre lo espero con expectación grande. Desconocía el director de la orquesta. Y no sabía que esperar. Me costó adaptarme a su estilo, que me pareció más cerebral que otros famosos que han participado en el pasado. Menos apasionado. Más controlado. El programa también fue novedosos. Eche de menos algo de pasión y vibración. En la segunda parte, me pareció que dio más brio a las interpretaciones. Y desde luego el ballet me encantó. Da emoción al asunto reconocer los lugares donde se ha rodado. Es como revivir la vida ¿verdad?.
En fin, otra tradición maravillosa.
Hasta pronto.
Begoña