Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

sábado, 12 de septiembre de 2009

UN DÍA ESPLENDIDO

El otro día, como tantos otros estuvimos en la capital, en Madrid, para nosotros no es nada extraordinario ya que al estar muy cerca vamos a infinidad de cosas, ya sean para hacer compras, como para cualquier otro recado que nos urge, o simplemente para reunirnos con amigos.
Y ese día fue uno de los que íbamos de recados, terminamos pronto y nos fuimos a comer a un restaurante de los más conocidos de la capital, somos clientes, como tantos otros, aunque después de tantos años es como si fuésemos a nuestra casa, allí nos reunimos la mayoría de las veces con otros artistas de diversas actividades o con algún futbolista o algo parecido, no importa con quien.
Ese día era un día tranquilo, nos sentamos a comer y al poquito llegaron una pareja, los sentaron en la mesa de al lado nuestro. Comenzaron a hablar, conocía su idioma, me estremecí porque cada vez que escucho hablar en catalán y sobre todo cuando estás fuera de esa tierra, tu tierra, la tierra que te ha visto nacer y crecer, el corazón da un vuelco, la carne se torna de "gallina" o lo que es lo mismo el bello se eriza, mi marido y yo nos miramos, él sabia lo que yo sentía, sus ojos me demostraron que me entendía.
Sí, es poca cosa pero simplemente el oír algunas palabras...
Sin saber como entablamos una conversación esplendida, fue algo bonito e inolvidable, al momento otro comensal se acerco a nosotros, se amplio el circulo, este último, nos dijo que estaba en Madrid porque su hija estaba concentrada en la ciudad deportiva, juega al fútbol en juveniles, justamente en el Barça, María, dijo que se llama, no he podido seguir su trayectoría, espero que hayan ganado.
Creo que fue una comida muy agradable por lo menos para mi ya que al final no sabía si estaba en Madrid o en Barcelona, espero que Antonio y Ester también se llevaran una buena impresión del restaurante Asador Casa Juan que no conocían y de ese maravilloso día, por lo menos para mí.

1 comentario:

Norma dijo...

Higorca, qué felices se los ve a los cuatro. Tú, estás espléndida al igual que José. Suerte tener amigos con quien compartir la vida. Felicitaciones. ¡Ah!, buen provecho. Un abrazo. Norma.