Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

miércoles, 12 de febrero de 2014

¿QUE SOMOS? DICEN QUE ENERGIA



Pasajes y más pasajes. Como películas. Trozos de la vida que se arraigan en la mente ¿Raíces entrelazadas de nosotros mismos?
Caminos y más caminos que parecen hierros candentes. Mensajes que traen a la mente la fuente necesaria de todo un tiempo.
¿Qué digo tiempo? Vida, toda una vida que dicen es larga. Me pareció a mí que fue demasiado corta. Como un dulce y amargo sueño, porque de todo he tenido.
Claro, me dicen ¡como el resto de aquellos que me antecedieron! Y de aquellos que más tarde vendrán precediendo.
La vida pasa ¡la vida no! ¡Siempre es la misma! Todos los que nacemos y morimos. Porque, se nace y se muere. Todo aquello que está vivo. Dicen - es el ciclo de la vida - ya sean: plantas, animales o personas.
Todo es uno. Cada uno con su inteligencia. Porque sí, todo lo que pasa por este pequeño e inmenso mundo es energía y toda energía tiene su propio pensamiento. Su propia vida.
Así una a una pasa como una diapositiva. Energía pura y dura. Como tal envejecemos nada más nacer. Nos envolvemos en una rosca como la crisálida. Crecemos y cuando llegamos a una edad joven y madura es cuando esa flor de nuestra vida está más hermosa. Después viene la decadencia y vemos ahora que somos como esa margarita que se va deshojando lentamente.
Llega la madurez y menos lento bajamos la cuesta. Esa cuesta que nos lleva a la misma muerte.
Mientras, nuestra mente se forma intentando llegar al máximo de las fuerzas.  Llenando nuestras tuberías cerebrales de vitalidad, nuestras neuronas de ese espeso y al mismo tiempo invisible liquido llamado inteligencia.
Así va pasando el tiempo y llenando todo lo que nos rodea nuestro ciclo vital.

Piso despacio las piedras del camino
La hierba fresca besa mis pies.
Cuidado tengo con las ramas secas
Al mismo tiempo que respiro
El suave aroma de los pinos.

¿A dónde voy?

Camino siempre en línea recta
En cambio, al frente veo
una tortuosa senda
que no sé dónde me lleva.

¿A dónde voy?

Camino y camino, sin saber…
A ciencia cierta, si lejos o cerca
Solamente una cosa si noto.
Un inmenso bosque me rodea.

¿A dónde voy?

¡Cuánta belleza en mis ojos se refleja!
Siento correr la sangre por mis venas
Noto el aíre limpio entrar en mis pulmones
¿Será la primavera?

¿A dónde voy?

Me siento pequeña ante tanta belleza
Verdes inmensos, colores mil
Que brillan al mediodía.
¡Al sol le dan la bienvenida!

¿A dónde voy?

Grito en el bosque
¿Quién me escucha? ¿No hay nadie?
Hadas, gnomos, entre las ramas
Pajarillos que alegres cantan.

¿A dónde voy?

Su casa es el bosque, respiran
La libertad es plena…
También yo quisiera vivir en la floresta
Ser libre de tantos buitres como acechan.

                                    Higorca

No hay comentarios: