Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

jueves, 22 de agosto de 2013

DÍA DEL MAR

Acuarela de Higorca Gómez 


La mar esta serena. El cielo con su azul purisimo quiere acompañar ese paseo triunfal y distinto que hoy le ofrecen los pescadores a la Reina de los mares.
Esos pescadores o marineros que salen todos los días a recoger los frutos que ese trozo de “vergel”  nos proporciona.
Una vida muy dura para todos los que viven de ello. La mar no entiende de quienes son los que salen a faenar, a recoger la “mies” que  ella nos ofrece.
Frente a mí veo las barcas engalanadas que están a la espera de la llegada de su hermosa Virgen del Carmen. Marinera igual que ellos para acompañarla en procesión por ese mar tan suyo.
Hoy estoy “casi al final” de la piel de toro, admirando el agua plateada que parece musitar una oración por todos aquellos que una vez partieron con sus barcas y no pudieron volver porque ella y su poder los arrebato.
Escucho una plegaria, unas trompetas van acompañando a la imagen que la representa. Interesante momento. Una pausa, se hace un silencio completo acompañado de un fervoroso murmullo son las olas que acompañan la misma oración mientras los pescadores con su fervor traen hasta la barca a la Madre en brazos, bailándola al compás de su Salve Marinera ¡Impresiona!
Mientras: miro, escucho, repaso…
Vienen a mi mente pasajes de ese trozo azul del globo terráqueo y me puedo dar cuenta de la inmensidad de la misma.     
La puedo ver serena, plateada, color turquesa. Los pescadores navegan sin miedo, sin temor. Amando pero con precaución porque de pronto ese cielo que ha estado en calma se oscurece, se torna plomizo y aquel mar fiel se enfurece y pierde todo el control levantando olas inmensas intentando tragarse los barcos que confiados vuelven con su preciosa carga.
Parece decirnos, o quizás avisarnos con su ira que debemos cuidar y respetar    entorno ¿Lo hacemos?
Mientras pisamos la dorada arena advertimos que una buena cantidad de “basura”, desechos humanos, dejados por las manos del hombre, huellas de nuestro propio rastro por todas partes sin respetar nada.
 ¿Por qué no lo cuidamos????? ¿Seguramente porque pensamos que el planeta tierra no tiene fin?
Debemos ser respetuosos con todo ello para poder ampliar la vida en todas las cosas maravillosas que nos rodean. Dejar el patrimonio intacto para los que puedan venir detrás de nosotros.
Miro de nuevo el mar, y al final del mismo. Ese horizonte inmenso uniéndose con la tierra.
¡Bueno eso nos parece! Y pienso: QUE HERMOSO ES SOÑAR

Higorca Gomez