Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

martes, 5 de marzo de 2013

BOLIVIA EN ESPAÑA







Fotografías cedidas por Pasos

Como disfruto viendo pasar las “peñas” y carrozas en la fecha en que el señor Carnal sale de paseo. O lo que es lo mismo en carnaval.
Llegan con bullicio, alegría y sobre todo explotando de color. No les importa el frío, o ¿sí? creo que ni siquiera lo notan. Digo eso porque llevan muy poca ropa, y eso que intente mirar bien y viendo los brazos desnudos, y en las piernas como mucho, unos leotardos de red. La tarde era gélida, aunque ellos danzaban con ganas, seguramente para no quedarse congelados.
La “marcha” sigue y la música no para. Cada charanga o peña lleva la suya y al final se forma un “batiburrillo” incomprensible haciendo que todos nos movamos al mismo ritmo. Ellos, los componentes de la cabalgata, y aquellos que estamos viendo y escuchando el bullicio.
A fin de cuentas eso es el Carnaval, asueto, divertimento, y colorido dando un toque especial a un invierno gélido y duro.
Este año en Socuéllamos algo distinto desfilaba. Destacaba del resto. Maravillosos trajes, fantástico y laborioso trabajo. El pueblo boliviano daba riqueza a ese desfile “carnavalero”. La música y los bailes llenaban el lugar de rico colorido. Folklore puro de allende los mares. Del altiplanicie o de las regiones andinas. Digamos Bolivia. Gentes venidas de allá y que se han aposentado en ese rincón manchego, dónde la gente del pueblo socuellamino les ha dado la bienvenida, y dónde han creado una comunidad.
Fue una gran idea y el mejor momento para dar a conocer sus trajes típicos, sus ricos ropajes, y sus ancestrales bailes. Todos aquellos que estábamos viendo el desfile quedamos prendados de tanta riqueza en unas ropas que lucían con mucho orgullo, exhibiéndolos en una tierra tan lejos de la suya para ilustrarnos, para decirnos algo más de su cultura.
Yo también les doy las gracias por traer hasta la tierra que piso don Quijote y el bueno de Sancho Panza, su forma de ser, su carácter, su explicación para que todos podamos conocer un poco más esa tierra hermana, Bolivia.
Una buena fotógrafa me regalo las fotografías, cosa que agradecí mucho, pensé ¿por qué no enseñarlas y dar a conocer un poco más de ellos? Desde aquí mando un abrazo a todos los bolivianos.

Higorca