Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

martes, 20 de marzo de 2012

¡¡VIVA LA PEPA!!



Acuarela, autora: Higorca


 
España andaba revuelta. Napoleón necesitaba hacerse dueño de España. De la península en sí. Era el trampolín perfecto para saltar a otro continente. África. De esa forma hacerse el dueño y señor del mundo. Claro, eso siempre dentro de su propia teoría.
Pero se notaba que no conocía muy bien a los españoles. Tenía a su alrededor un puñado de “afrancesados” unos por conveniencia, otros porque siempre y en todas partes los hay que van al sol que más calienta (por aquello de no trabajar y hablar de más) otros por ser espías de los movimientos y frenar con disimulo los pasos de los gabachos.
Dónde más les gustaba estar, era por el sur de España. Andalucía era uno de los rincones preferidos, por eso de las mujeres guapas, y,  la alegría que se respiraba. Cante grande y baile del bueno. Vinito fino y una buena “tapa” de jamón o tortilla de patata. Algo tan español como eso.
¿Sería por eso, o porque estaba muy cerca ya de África? Sea por lo que fuere, aquel lugar era donde mejor se encontraban.
Detrás de esa cortina. Una cortina de subterfugios y mentideros, se estaba cociendo algo que en aquel momento nadie se podía esperar. De pronto un nombre salto de boca en boca.
-          ¡Ha nacido la Pepa! -Iban diciendo por todas partes. En verdad muy pocos sabían que era eso de la Pepa. La gente normalita de a pie empezó a pensar que era una niña que había nacido de un alto personaje.
-          ¿De quién será esa niña que ha nació? ¿dicen que ha sido en Cádiz? ¿en Cádiz? ¿quién es la madre?
Unos decían que era hija de una princesa, o quizás de la reina, que lo llevaba muy en secreto. Otros pensaron que era una gaditana de ojos grandes, negra melena rizada y cuerpo de diosa.
-          ¡Es una chiquilla de pelo ensortijado! Esa que baila como una reina, que se mueve en el tablao, al  compas de las cuerdas de la guitarra.
-          Dicen que tiene un cuerpo cuando se cimbrea que asusta.
Así cada uno de ellos iba poniendo una sílaba más a todo aquel invento de la imaginación, de la pobre mente que como siempre es libre de pensar lo que se quiera.
Otros, como ya no tenían suficientes argumentos, sacaban… haciendo correr otro tipo de bulo sin acertar de ninguna manera.
-          Recuerdas aquella gitana de piel morena y aterciopelada ¡Esa es la Pepa!
Mientras los dos gaditanos inventaban historias inexistentes, vieron como un grupo grande de gente que en tropel y dando muestras de alegría llegaban hasta dónde estaban ellos.
Era raro todo aquel alboroto, las mujeres cantaban la “coplilla” de moda:
-          ¡Con las bombas que tiran los fanfarrones, las gaditanas se hacen tirabuzones!
-          ¡Vaya! ¿qué es esto? ¡Vestidos de gala y cantando!
Cuando llegaron a su altura, uno de ellos pregunto ¿qué era aquello, que estaba pasando? ¿A qué venía tanto jaleo?
-          ¿No te has “enterao”?, ¡la Pepa!
-          Pero ¿eso qué es? ¿Que todo el mundo habla de ello?
El hombre se queda mirando al amigo y muy serio le dice:
-          ¡Quillo, tú no estás en este mundo! ¿Qué va a ser? ¡la Pepa! ¡La Constitución! ¡Qué ha nacido la Constitución! ¡Hay, en esa plaza! ¿Sabes qué día es hoy?
El otro se quedó mirando y muy tranquilo contesto.
-          ¡Sí, diecinueve de marzo! San José
-          ¡Pues eso quillo! La Pepa, ¡ha nació la Pepa!


Higorca