Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

jueves, 9 de febrero de 2012

75 AÑOS R N E



Acuarela: Higorca


Todos los días mi radio me acompaña, es la voz de fondo, la voz que me indica que va pasando el rato: la mañana o la tarde.
Estos días nos anuncian que celebran su cumpleaños. Su aniversario, 75 años. ¡Cómo pasa el tiempo!
Mientras escucho el programa, me van llegando recuerdos. Tantos, que se agolpan en mí, y, mientras paso los “flases” voy dibujando una sonrisa, porque en mi mente están todos aquellos años de: mi infancia, de mi adolescencia, de mis estudios. Y pienso una vez más que todo al igual que yo, ha ido creciendo.
Siempre he sido “forofa” de la radio. Creo que ha sido mi mejor compañía, la amiga en todo momento: horas de estudio, de alegría, de labores, de cocina, de soledad y también a veces de tristeza y dolor.
Y, siempre incansable, la radio a mi lado. Escuchando esas voces sin caras, y que yo iba poniendo siempre y según acorde a mis sueños.
Porque la radio es magia pura. Es la que nos hace soñar, aquella que nos hace estremecer cuando la noticia nos la dicen tan clara que la estamos viendo.
Como en todo, hay programas que nos llenan más y otros que nos llenan menos. Pero a mí como me gusta tanto, siempre le encuentro la parte positiva. Quiero decir que siempre me gusta.
Siempre me ha gustado escuchar el deporte. Recuerdo que junto a mi padre, los domingos, que era en mi infancia y adolescencia cuando se jugaba al futbol, lo escuchábamos mientras dibujábamos o preparábamos algún tema del día siguiente. Entre todos, hubo un comunicador que me ilusiono plenamente al oír su voz diciendo como se iba moviendo el balón ¿cómo olvidarnos del gran Juan Manuel Gozalo? Un maestro de la palabra. Su forma de decir las cosas a través de un micrófono. Su voz calaba hondo, muy hondo.
¡Hay tantos nombres! Vuelvo mi memoria atrás y es entonces cuando me doy cuenta de todos los años, vivencias y enseñanzas que llevo conmigo.
Me miró al espejo y veo mis arrugas, surcos en mi cara y creo que cada una de ellas es fruto de  mis risas y de mis llantos. De alegrías, e ilusiones, y todo ello ha sido posible a mi gran afición, a ese medio.
He aprendido mucho a través de esas ondas. Recitar y declamar, comunicar. Porque también yo durante un tiempo pertenecí a ella.
Sentimientos infinitos me recorren las venas. Solamente en una cosa no estoy de acuerdo. La manipulación de los políticos. Ellos son los que siguen creyendo que todavía estamos en el tiempo de la dictadura. ¡Seguimos teniendo censura!. Solamente sabemos aquello que ellos quieren o les interesa decirnos ¿Por qué no dejar hablar libremente?
Solamente me queda dar las gracias a todos ellos: comunicadores, amigos, que… con solo oír su voz, se quienes son. Creo que también ellos han sido parte de esa forja que te va modelando cada día de tu vida.
Todo es un pozo de enseñanza, de oportunidades para aprender. Siempre que se quiera y se tenga ganas.

Higorca

1 comentario:

Begoña de Urrutia dijo...

Escucho poco la radio, porque no tengo muchas ocasiones de hacerlo. Pero cuando lo hago, me parece que puede ser bastante más interesante que algunas cadenas de TV. Hay tertulias estupendas donde se aprende mucho, se enteras de las cosas y aprendes a mirar a los asuntos de otro punto de vista que quizás no te habías parado a considerar.
Hasta pronto. Un abrazo fuerte