Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

lunes, 11 de abril de 2011

INAUGURACION EXPOSICIÓN HIGORCA

Oleo/cartón - Autora: Higorca Gómez

Hoy mi meta es dar las gracias a todas aquellas personas que me han acompañado: unas físicamente, otras en la distancia pero junto a mí con el pensamiento, dando toda la energía positiva que llevan dentro, con nobleza, entregando su cariño.
Han sido muchas las cartas que he recibido apoyándome, compartiendo conmigo ese momento que aun no siendo el primero, siempre es necesario. Siempre recordare unos momentos cumbres, emotivos, de esos que atenazan la garganta, y, nublan la vista. Cuando ves que llegan con un ramo de flores: rosas blancas, flores silvestres, o, más rosas, y, en realidad, no esperas nada… El corazón da un vuelco, lees atentamente las tarjetas, piensas, meditas… y…  dices cuando te preguntan ¡¡son amigas!! Pero ¡mis amigas virtuales! Entonces, un nudo aprieta la garganta, y rueda esa lágrima furtiva, salada y un poco negra a causa de ese rímel que sin saber porque te has dejado “atacar” en las pestañas.
Gracias, gracias mil, por acordaros de esta humilde persona que tanto tiene que aprender de todas vosotras. Fue un día redondo e inolvidable, nuestros amigos no virtuales, los físicos y en carne y hueso estaban cerca, muy cerca, el Centro de Interpretación del Agua, es un lugar maravilloso. En el encontramos unas magníficas personas, que saben lo que llevan entre manos: educadas, simpáticas, dispuestas a hacer lo difícil, fácil, atentas hasta en los más pequeños detalles. Luego nos fuimos todos a comer: buena comida, regada con un buen caldo de la tierra, de esta tierra castellano-manchega. Toda la comida amenizada por dos grandes personajes, los Fernando, que son siempre los que hacen que el grupo sea de lo más divertido.
Un día radiante de primavera, así que esperamos un rato y un gran experto en ese parque natural nos fue guiando y adentrando en esa naturaleza: viva, colorista, de atardecer maravilloso, soñador. Vimos como esas aves que recorren los cielos, cuando cae la tarde vuelven a su casa, a dormir a su cama, como hacemos los humanos. Bellas plumas paseaban sobre nuestras cabezas buscando el reposo nocturno, al igual que nosotros buscábamos ya ese descanso, pero que al caminar sobre esas aguas te sentías relajada y con ganas de seguir caminando y descubriendo cualquier: avecilla, sonido, cante o croar de las ranas, parecen iguales, pero ¡¡¡no!!! ¡Todos son distintos!
Esa noche cuando por fin me encontré en mi cama, me puse a repasar cada momento, y me sentí satisfecha y agradecida a todos aquellos que han hecho posible que mi pequeña muestra haya sido un éxito, en todos los sentidos y que además hayan llegado hasta mi esos reconocimientos florales que han sido de bienvenida a esas amistades. Gracias amigas, mil gracias.