Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

jueves, 15 de diciembre de 2011

NAVIDAD



De nuevo estamos en las fiestas “dicen” más importantes del año, seguramente. Claro que estamos de todo, pero para aquellos que nos llamamos cristianos, bueno, mejor católicos. Puede que así sea.
Nosotros, los que aún en tiempo de crisis tenemos bastante de todo y que mirando bien las cosas, somos bastante inconformistas ¿miramos para atrás? Difícil pregunta para poder contestar, sobre todo en estos momentos de felicidad ¿Quién no tiene cerca su familia para poder compartir esa mesa llena de viandas? A veces me pregunto en la oscuridad de la noche el ¿Por qué? de tantas diferencias sociales y me pregunto más ¿Por qué no nos conformamos con lo que tenemos y queremos lo nuestro y lo de los demás. Antes robaba aquel que no tenía que comer, y, robaba para eso, para poder llevarse un bocado a la boca, o mejor calmar un poco ese ruido de estómago cuando esta vacío.
Últimamente esta de moda que roben los ricos. Será que esta tan de moda ese tipo de trabajo que son felices quitando el trozo de pan al que más lo necesita. Y mienten bellacamente, diciendo que ese dinero va a parar a personas necesitadas y los españolitos de a pie y de buena fe, nos lo creemos y nos quedamos nosotros sin cosas necesarias para poder ayudar a “esos” que están mucho más necesitados.
Esa es una forma, la otra: la envidia ¿Por qué yo no puedo ser igual a ti en todo? Y se ponen en marcha simplemente por la razón de pasar por delante de aquellos que aún sin dinero tienen una formación disciplinar, pero eso, hoy no vale. Es lo material.
Me vuelvo a preguntar ¿Cuándo se sienten en la mesa con manteles bordados de filtiré, copas de cristal de Sevres, cubertería de plata y vajilla de alto copete? Me pregunto ¿recordaran a todos esos niños y mayores que están pasando hambre y miseria y que se han lucrado con ellos?
Ahora ya no esta de moda ir de vacaciones a Marbella, o a los Alpes a esquiar. Ahora las mejores, están en las celdas de alta seguridad. Claro que esas son gratis porque encima de robar, los españoles tenemos que pagar su estancia en tan maravillosas “habitaciones”.
Navidad, hermosa palabra, hermoso tiempo para los creyentes y no creyentes, porque todo lo que sea fiesta y jolgorio, bienvenido sea. Solo pido hacer buen uso de ella.

      NAVIDAD

Tras el árbol de Navidad,
una carita asoma.
Con la sonrisa en los labios.
De rubios cabellos, y, sonrosada piel.
Con un dedo señala…

Miro, sigo la dirección marcada.
Al otro lado puedo ver.
Unos ojos grandes, tristes.
Una cara pálida…
Un revuelto cabello la enmarca.

Sobre una mesa: turrones,
mantecados, higos y alfajores,
galletas y bombones.
A lo lejos unas campanas doblan.
Al mismo tiempo que en la radio.
Un villancico suena…

Miro de nuevo y no veo…
¿Dónde están los niños?
¿Qué ha pasado con ellos?
¿Estaban aquí? ¡Los recuerdo!
¿Dónde han ido?

Recuerdo sus ojos grandes
que miran con hambre.
¡Que piden un poco de sobras!
Solo eso, no hace falta más
¿Para que quieren ellos
esas fastuosas cenas?
¡Si sus frágiles estómagos
no lo aguantaran!

Nosotros que tenemos,
las mesas llenas…
pavo, champan, turrón,
alfajor, fua y confort.
¡Nos seguimos quejando
sin comprensión!

Y ¿ellos Señor? ¿Por qué nada tienen?
¿Qué daño han hecho?
¿Qué pecado han cometido?
Para recibir tanto dolor.
¿Por qué no somos todos iguales?
¡Levanta tu voz Señor!
¿Existes digo yo?

Escucho allá lejos sus voces.
Cantan, dando gracias están…
Simplemente por nacer
Y por nada tener.
Descalzos van por la vida.
También como el niño aquel
Que muy pobre nació
en un portal de Belén  

Y aquellos que tanto tenemos
No pensamos en nadie ¡para qué!
Nosotros siempre cenamos
Y comemos también


Higorca

No hay comentarios: