Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

viernes, 30 de septiembre de 2011

CARTA ABIERTA

Mi Quijote. Autora: Higorca


Suena el timbre. Llaman, abro y un hombre sonríe en la puerta ¡De nuevo estoy aquí! Trae un paquete, lo mueve y sonriendo me dice ¡Está vez creo que algo se ha roto! ¿Tengo que firmar? No, no, adiós…
Es verdad, al coger yo el paquete un ruido y algo se mueve, miro el remite y una sonrisa se dibuja en mis labios. Intento abrirlo, imposible, no puedo ¿serán mis nervios? Seguro. Al fin cede …
Era imposible lo que mis ojos estaban viendo. Un trocito de mi mar, de mi playa, del lugar donde tantas horas de felicidad tuve. Me aferro a éllo, es como sentir ese sabor y aroma del Mediterráneo.
Con todo en las manos me siento para abrir algo que todavía me falta. Un precioso pergamino, unas letras, y, unas lágrimas ya sin contener ruedan por mis mejillas, caen en ese trozo de papel maravilloso.
Miro mi mano, miro la otra, también sobre la mesa justamente a mi lado, está todo. También un trozo de corazón.
Me quedo un rato mirando aquellas hermosas cosas y me pregunto ¿Cómo dar las gracias por tanto? ¿Seré merecedora? ¿Cómo pagar?
¡Ya sé, ya! Simplemente es agacharse y cogerlas, sí, pero eso… cogerlas con ese cariño, con ilusión, acordándose de aquellos que estamos lejos de nuestra tierra, del lugar donde has crecido, te has hecho mujer y donde has encontrado aquel primer amor que luego resulto que ni siquiera llegaste a nada con él. Pero es eso ¡el primer amor a una edad pecadora! Y, ese nunca se olvida, precisamente por eso…, porque no llego a nada.
Le viste en bañador en una playa un día de verano y te pareció el chico más guapo del universo. Ja, ja, y, ¡que altura tenía! Claro que tú, simplemente eras una adolescente, con unas largas “coletas” y unos lazos en las puntas. Una pelirroja pecosa que parecía que tomaba el sol con un colador ¿cómo se iba a fijar en una pelirroja? Pero fue hay mismo, en esa playa, en esa arena fina donde las “pachinas” son blancas, donde las olas rompen sobre unas rocas cargadas de “musclos”, donde el horizonte se junta con el verde esmeralda del mar, donde los barcos vuelven cargados de plateada carga.
Justamente hay, se han agachado para enviar a un lugar de La Mancha, donde todavía sigue cabalgando un rocín con un caballero flaco, de largo y afilado bigote, con su lanza en ristre queriendo pinchar hermosos recuerdos.
Gracias amigos, gracias por tanto cariño y reconocimiento ¡No sé cómo poder pagar! Soy pobre, no tengo tanto para poder dar.
Pero ¡amiga! esa quien va dirigida esta misiva y a tantos otros como a lo mejor lo leen. SOY INMENSAMENTE RICA, en felicidad, en cariño, respeto, y sobre todo en dar mi amistad, toda es vuestra.
Siempre aquí me encontraréis, con mis humildes letras y mis pobres lienzos transformados en arco iris, al lado de una persona que, este sí tuve la suerte de poder sentir sus besos, sus abrazos y todavía me estremezco cuando pasa junto a mí.
Abrazos enormes

 Higorca

5 comentarios:

Norma dijo...

Hermoso reconocimiento haces a tu amiga. Porfa me cuentas por mail sobre el conjunto de cuentos que están en espiga azul. Gracias por tu progreso. Besos a los dos.

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

Por favor, me estoy perdiendo algo, que es eso del conjunto de cuentos que están en espiga azul?
Un abrazo fuerte

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Queridas amigas, ante todo gracias por estar aquí, pero no entiendo que es eso que me preguntáis, no hay ninguna espiga azul, es LA EPIDEMIA AZUL, un libro que hemos confeccionado varios escritores de distintos países. Nada más. Abrazos a las dos y besos

Miguel de la T.P. dijo...

Hola paso por tu "casa" para saludarte con mucho cariño y desear para ti y quienes amas una Feliz semana. Desde Jaen un saludo

Tito dijo...

Higorca, è davvero magnifico il tuo Quijote! Un abbraccio!