Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

martes, 19 de julio de 2011

GRACIAS AMIGAS

Dibujo en nogalina, autora: Higorca Gómez



Un día sin saber cómo me encontré escribiendo virtualmente. Siempre lo había hecho en un papel blanco, o, cuando era una adolescente en papel de color y perfumado, sobre todo cuando me escribía con un chico de Senegal. Yo aprendía francés, él español y de esa forma los dos aprendíamos a escribir unos idiomas que por aquel entonces estaban en pleno auge ¡¡claro que de eso hace ya unos cuantos años!!
Luego conforme fui creciendo aquellos colores se tornaron blanco e inmaculado, siempre me ha gustado garabatear: poemas, prosa, alguna pequeña idea, que luego se ha ido acrecentado. Cuando cumplí trece años, mis padres me compraron una máquina de escribir ya que siempre utilizaba la del abuelo y a veces me tenían que quitar con una “escoba”, así que pensaron que lo mejor era que tuviera la mía propia y la aporreara todo lo que quisiera, así fue, la pobre debe de estar un poco agotada, pero sigo conservándola como un tesoro.
Más tarde vino el ordenador y tuve mi primer “bichito” como yo le llamo, y entonces llego lo virtual, pero todo siguió avanzando y nos llegó el internet, un invento maravilloso, ya que siempre se gasta menos papel y ocupa menos sitio aquello que ponemos en letras.
Y, otro día me encontré escribiendo un blog, y otro ¿por qué no? Uno con mis trabajos, otro con el trabajo de la persona que tengo cerca de mí y que me consiente muchas cosas y al tiempo me perdona otras. Y de ay, me encontré con unas amigas, las primeras que aguantaban leer aquello que yo decía en aquellas páginas que todavía no he descubierto como y de qué manera se aguantan en un lugar de esa forma, y me alegró grandemente saber que tanto en este lado como enfrente, atravesando esas olas del océano les gustaba aquellas pequeñas cosas mías. Mis lectores han crecido, pero lo que más me emociona es que ellas, esas primeras todavía siguen a mi lado, que siempre están a la espera de lo que digo, que me regañan si lo hago mal y me alaban si está un poco mejor, eso es lo que más me gusta de todo, saber que siempre el mar nos lleva y nos trae su cariño, su amistad, he aprendido mucho de ellas, he aprendido a saber que no hay distancias para quererse, he aprendido a tener el respeto por aquello que a ellas les gusta, como ellas a lo que me gusta a mí.
He tenido la suerte de escuchar sus voces como si estuvieran a mi lado, estremeciéndome al oírlas, corriendo mis lágrimas con las palabras de cariño que han pronunciado.
Nuestras confidencias son solamente de cada una de nosotras. Jamás nos hemos traicionado, siempre estamos cerca, aun estando lejos.
Y me pregunto ¿Hay algo más bonito que la amistad? Esa amistad desinteresada, llena de calor, porque a través de las letras y virtualmente podemos saber cómo es cada quien, las letras nos hablan de la persona, de su forma, de su ego, o de su humildad, de su educación y de su saber estar, de aquello que cada uno llevamos dentro. No quiero perder nunca a esas personas que siguen estando ay aguantando todas las peroratas que salen de mi alma o de mi cerebro. Gracias amigas por ser como sois, por despertar en mí esos sentimientos que no están dormidos.

Higorca

4 comentarios:

Norma dijo...

Querida amiga, la amistad es otra columna del mejor amor. Para qué están los amigos, si no es para quererse, mimarse, alegrarse o entristecerse con uno. Me alegra verte de nuevo en carrera. Mañana es el día del amigo, así que te estoy dando un cálido y muy fuerte abrazo virtual sede el otro lado del océano.
Los queremos.

Sil dijo...

Higor, imaginate como estoy leyendo este escrito (obviamente tú estás dormida en este momento ya que son las 00.10am del día 20 de julio), mis lágrimas de emoción no pueden irse, y doy gracias a Dios que las tengo porque me estremezco con saber que dentro de esas amigas estoy yo.
Mantener aún ese tesoro de máquina de escribir es maravilloso, esos papeles que hacen una carta son increibles y en verdad no cambio esos papeles, esas voces por nada del mundo. Siempre nombras "las olas del océano", y cada vez que leo esa frase en varios escritos tuyos, imagino un océano transparente como lo eres tú.
Ayer fué un gran día, porque pude hacer realidad un sueño, pude devolver esa milésima parte de todo lo que siempre me diste, me dieron tú y Don José.
Solo puedo decirte lo mismo que aprendí de tí: "ESTAREMOS UNIDAS POR LAS LETRAS", y estoy convencida que el amor, la amistad, la lealtad, la sinceridad, la humildad y tantas cosas más vienen agarradas de la mano del amor increible que sentimos unas por las otras.Tus palabras, como las de Norma, sabes que son para mí sagradas, tú sabes mis sentimientos y mis emociones, y lo sabes porque puedes llegar hasta lo más profundo del interior de la persona que quieres y tienes como amiga/o. Gracias por tu amistad, tus palabras, tu abrazo, tu emoción, tu grandeza, tu simpleza, tu humildad más allá de ser en verdad GRANDE.
Aquí estaré siempre por y para vos porque es mi compromiso desde mi alma no apartarme de tu camino.
Te quiero Higor

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

La verdadera amistad es un regalo y un tesoro. No es fácil de encontrar y tampoco fácil de dar. Pero merece la pena.
Un abazo fuerte

Maria Rey dijo...

Hola guapa!
Me ha encantado tu blog, Así que ya me tienes de seguidora.
Un beso!