Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

viernes, 3 de junio de 2011

UNA VELADA EXTRAORDINARIA





La noche estaba serena, no hacía nada de viento, todo en calma, cómo queriendo colaborar en tan digno y apasionante acto.
En un marco inigualable: El hotel Santa Clara de Alcázar de San Juan, donde también tiene su sede la Escuela de Alonso Quijano, nos ofrecía un recital extraordinario, de los que siempre saben a poco.
Las dos grandes preparadoras del acto: Paloma Mayordomo y Rosa Castro, dos “locas” enamoradas de todo lo que se llame CULTURA, si en mayúsculas, ellas saben en todo momento que es lo que más llena y lo más rico para deleite del público, trabajadoras natas, incansables, simpáticas y afables.
Para deleite nuestro tuvimos oportunidad de estar al lado de otros grandes maestros, grandes en todo, y, por ser grandes, humildes, señores y artistas: actores, actriz, y, el autor, un escritor manchego, que leer un libro suyo siempre es un placer. Anoche no podía ser menos.
Cuatro grandes en un escenario, recitando con maestría una fábula sobre la vida y la muerte, su título: Cuarenta latidos. Autor Manuel Julia. Interpretado por: Concha Cuetos, Manuel Galiana, José María Arcos. Nos pensábamos que iba a estar también Francisco Valladares, no pudo venir.
Y, digo que la noche tuvo su colaboración simplemente porque se había habilitado uno de los salones del hotel ¿Quién iba a pensar que iba a estar tanta y tanta gente? Pues sí, Alcázar se volcó y fueron tantos que no se cabía en dicha estancia, así que en el maravilloso patio donde un enorme escenario da cabida a todo tipo de temas fue el lugar apropiado. Además como queriendo acompañar a los actores, al guitarrista que ponía la música de fondo, veíamos volar sobre nuestras cabezas los murciélagos, dando pábulo a la fábula.
Todo perfecto, bien presentado por Rosa Castro. Una vez terminado unos cuantos nos quedamos a tomar un vino de la tierra, y, entre nosotros un cantautor, un señor de la canción española, y, como el vino, también de la tierra. Chema Muñoz: simpático, y dicharachero.
Una velada difícil de olvidar, a veces pienso y digo que tengo mucha suerte, yo una cosa minina, pequeña y aprendiza, tengo el honor de compartir con esos maestros. Concha Cuetos, maravillosa, simpática y dulce, con esa voz que nos envuelve cada vez que habla, porque no hace falta que actué, Manuel Galiana, el señor del escenario, su humildad y sencillez es tanta que son sentimos pequeños a su lado. Manuel Julia, un maestro, y no olvidemos a José Mª Arcos, su voz se eleva hasta las nubes.
Solamente me queda dar las gracias a todos aquellos que siempre se acuerdan de que existimos, invitándonos a estar a su lado.

7 comentarios:

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

Lo que cuentas sueana a una noche muy entretenida y enriquecedora. El tiempo debía de acomparñar así como la hora.
Ya se ve que has disfrutado muchísimo.
Tienes razón, ocurre con mucha frecuencia que los que son sobresalientes y competentes en sus propios campos profesionales, resultan ser personas asequibles y muy agradables.
Me alegro que lo hayas pasado tan bien.
Una abrazo

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola querida Higorca... Saludos.

Gracias por compartir este dìa maravilloso. Gracias por por tus letras llenas de tranquilidad y fraternidad. Y personalmente gracias por querer nuestro Carmelo.

Un fuerte abrazo y Dios te bendiga.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

María dijo...

Enhorabuena por un acontecimiento tan hermoso y lleno de experiencias.
Gracias por contárnoslo y compartirlo con todos.
Un beso, Higorca.

Montserrat Sala dijo...

Vaya nivelazo!!!
Amiga Higorca: no sabes lo que me alegro de que disfrutes tanto, i que tengas la oportunidad de beber, y comer cultura a todas horas.
Además con buen tiempo. Por aquí lloviendo a todas horas. I sin cultura! buaaaaaa!!! Buuuuaaaahhhhhh!!

Norma dijo...

Querida Higorca gracias por hacernos compartir tu alegría. La fotos se ven bárbaras.
Los queremos, besos de los dos, para los dossssssssssssssss

MAJECARMU dijo...

Higorca,me alegro muchísimo por esa noche especial,en la que el hombre creando y recreándose de nuevo en el arte, se hace mas humano y más divino.La poesía nos eleva siempre con su magia y el espíritu intuye otros niveles más puros,más auténticos.
Mi gratitud por este post,que nos acerca un poco más.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre.
M.Jesus

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Higorca:

Mi más sincera enhorabuena, por esta velada tan estupenda que pasastéis llena de cultura.

Besos, Montserrat