Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

sábado, 30 de abril de 2011

ERNESTO SABATO


Oleo - Titulo: La sombra de Dios - Autora: Higorca Gómez

Las gotas caen, una, dos… el cuentagotas ya no las cuenta ¿Para qué? Día tras día nos llegan noticias, alguien se ha ido ¡¡Ha fallecido!! Solemos decir, la guadaña no se olvida, y, eso que estamos en primavera, una estación maravillosa, pero… ¿qué digo? En su lugar, es otoño, quizás por eso, la melancolía, es lo que hace que se vayan ahora en aquel hemisferio. 
Maestros donde nosotros bebemos, tomamos, ese néctar de sabiduría, de aprender diario, de leer y apurar cada letra de ellos; pero llego el tiempo y se van, irremediablemente se van; bueno, solemos decir eso, pero no, yo no creo lo mismo, se van físicamente, pero dejan toda su obra entre nosotros, nos dejan sus pensamientos, su trabajo, nos dan la oportunidad de seguir junto a ellos.
Ernesto Sábato, escritor argentino; casi podemos decir que mitad y mitad, también tuvimos la suerte de tenerlo aquí, en España, y ¿Qué van a decir los franceses? Muy fácil ¡¡Ellos también disfrutaron de su sabiduría!! Ernesto era físico y estuvo trabajando en París, en los Laboratorios Curie. Eso fue hasta que se dio cuenta que aquello no era lo que el buscaba, lo suyo eran las letras ¡¡Que contradicción!! ¿Verdad? Y acertó de pleno, escribió, una, dos, y, otra, y, así fue tejiendo esas maravillosas obras, dejando su herencia para después; que es ahora. Además supo guardar su vocabulario, su español. 
Por algo nació un día de San Juan, de un año muy lejano, o por lo menos a mi me lo parece, 1911. Faltaba muy poco para que cumpliera sus “primeros” 100 años, su centenario ¡¡Qué bien suena!!
Recibió varios premios importantes y estuvo propuesto para el Nobel, no se que pudo pasar, claro que a todos no se lo pueden dar. Como todo buen creador tuvo otra inquietud más: la pintura, aunque luego dijo que: había destruido mucha obra, eso sí, le quedo para poder exponer en París y en España.
Maestro, que pequeño homenaje el mío, con lo grande que usted ha sido ¿Cómo decirle que volveré de nuevo a pasar las hojas de sus libros para seguir cada uno de esos maravillosos consejos? ¿Cómo dar las gracias por todo lo que le ha dado a la cultura, a la literatura? 
Yo siempre le recordaré como aquel maestro que un día estuvo entre nosotros, y… después partió a un lugar desconocido, a un lugar donde reina la paz, para seguir escribiendo y celebrando tertulias con esos otros que ya nos dejaron. D. E. P.

6 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Higorca,gracias por tu cercanía,amiga.Poco a poco voy entrando en la normalidad,el catarro primaveral ha sido fuerte y largo.Vuelvo a las letras,son medicinales,energéticas y mágicas,necesitaba volver con todos vosotros.
Tu pequeño homenaje a Sabato es un gran homenaje,lo hiciste con entrega y cariño,no te olvidas de nadie,siempre tan solidaria y generosa.
Desde el pueblo te dejo mi gratitud y mi abrazo inmenso,amiga.Veré anteriores posts.
M.Jesús

María dijo...

Grande Sábato.
Gracias por este homenaje maravilloso al que me uno sin ningún pudor y agradecida.
Un beso.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida Higorca:

Mientras te estaba leyendo en la TV., estaban dando la noticia de la muerte de Ernesto Sabató.

Dentro de poco hubiera cumplido los 100 años.

Le has hecho un post estupendo.

Descanse en Paz.

Besos, Montserrat

INTENTOS DE OESCRITORA dijo...

Descanse en paz
Y decansa un poco de tu trabajo
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Llevamos unos dias que solo se habla de decesos. La guadaña como tu la llamas no para. Nunca se toma vacaciones la muy jod...
Bromas aparte,has hecho un sentido homenaje al gran escritor.
Un beso.

Norma dijo...

Gracias Higor por tu homenaje. Te cuento que trabajaba en una escuela a la vuelta de la casa de Sábato, era ciudadano ilustre de Santos Lugares. A veces iba a almorzar al Club Defensores de Santos Lugares, frente a su casa, si donde lo velaron. En ese Club iba a bailar en los carnales cuando era adolescente, me llevaban mis padres.
En su pueblo, Rojas,donde nació a 200kms de la capital, no era muy querido.
Llevaba a mis alumnos de visita a su cas, a veces te recibía otras veces no, dependía de su tiempo.
Hizo mucho por las letras, por la cultura y por los desaparecidos.
Nuevamente gracias.
Besossssssssssssssssssssssssssss