Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

jueves, 9 de diciembre de 2010

UN REGALO DE NAVIDAD


Hoy he recibido mi primer regalo de Navidad, puedo decir que uno de mis mejores regalos. Humilde, sencillo, dulce. Dos trocitos de cartulina, trazando un precioso nacimiento. Todo ello hecho por unas manos que acostumbrada a modelar ricas texturas, esta vez con lo más sencillo y humilde ha compuesto algo único, grande.
Me pide su autora que lo ponga en el árbol de Navidad ¡No puedo hacerlo! Yo tengo el árbol en la calle, siempre es el mismo desde hace muchos años, desde que vivo aquí, en otro lugar fue otro y así año tras año. Y digo que no puedo hacerlo porque si se moja pierdo todo el cariño que esta persona ha puesto en ello. Tiene mucho valor para mi. Estará al lado de mi nacimiento que desde hace bastantes, casi no recuerdo... cuantas Navidades ha estado con nosotros. Aunque a veces tenga dudas y sean cosas muy intimas mías, soy cristiana, esa palabra significa que estoy bautizada, pero además soy católica y como tal, tengo mi nacimiento, otra cosa es que además de todo eso, “filosofee” con las aquellos que dicen están en las alturas ¿Como voy a poner mi regalo en la calle? Ha llegado junto a mi cabalgando sobre las olas y no se ha mojado, las maravillosas alas del cariño, de la amistad lo ha protegido, no hace falta grandes cajas con papel de oro para enriquecer el regalo, hace falta tener un gran corazón, un recuerdo permanente y decir Felices Fiestas amigos. Brindar con una copa de ese vino que sin tener burbujas esta llena de un entrañable mosto. Nosotros también levantamos nuestras copas con ellos, diciendo a las nubes que trasladen hasta aquel rincón nuestros corazones, nuestra amistad, nuestro cariño, así, simplemente, con sencillez, pero sabiendo entregar también para ellos nuestra amistad.
Cabalgo de nuevo sobre esas blancas y espumosas olas para elevar mi voz, mis besos para ellos, para esas dos personas que han tenido la feliz idea de hacernos llegar tan magnífico, tan sentido y maravillosa felicitación, lo guardare primero en mi corazón, después, en el lugar más privilegiado de nuestro hogar, al mirarlo siempre recordaremos a dos iniciales que al final nos dicen que brindemos con vino o cava, porque el agua ¡¡¡Siempre oxida!!!! y yo no quiero de ninguna manera que se me oxide el corazón. GRACIAS N-J. Gracias a los dos.