Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

jueves, 6 de mayo de 2010

HUMEDALES MANCHEGOS

Higorca

Vivir en La Mancha es pensar para aquellos que no la conocen a fondo que es un lugar seco, con pocos árboles y sin montes. Algo así, o, poco menos, no es de extrañar cuando en realidad no se ha explorado bien en ella.

Este año ha nevado abundantemente y sobre todo a llovido bastante. Vivir en mitad de esos hermosos humedales es todo un lujo, quizás porque yo soy de agua y la hecho en falta. Dando un paseo por ellos me doy cuenta la maravilla tan enorme que es la naturaleza y todo el daño que a veces le hacemos en nuestro propio beneficio.

Gracias a la nieve y a la lluvia caída, los ríos corren con las aguas claras y rápidas, con una anchura inusual en ellos, algunos muy cerca de mí, ahora me gusta ir a ver como se escapa ese agua en busca de otro río para hacerlo mucho más grande y caudaloso, son todos esos afluentes del Guadiana, ellos hacen que se engorde y se haga uno de los ríos más caudaloso que recorre esta piel de toro, esta España nuestra que también es verde y hermosa.

Cuando salgo a la carretera lo tengo muy fácil, si cojo el camino de la izquierda tengo unas lagunas que aunque son pequeñas en comparación con otras, son una maravilla, pisar esa fina arena. Cuando llega el buen tiempo parece que estamos en una pequeña cala de esas particulares, o privada, solamente que aquí todo aquel que quiere puede disfrutar de ellas. Son las lagunas de Villafranca de los Caballeros, este año están como vulgarmente diríamos a “tope”, preciosas, sus aguas color azul tranparente y pura, navegadas por un montón de aves que son su hábitat y que están acostumbradas a ver a los “humanos” pasear cerca de ellas.

Esas aguas navegables y ricas en sedimentos tienen también un poder beneficioso, creo que bastante conocido además de relajar también sirven para todos aquellos que tienen reuma, problemas del aparato locomotor, o respiratorio. Así es que pensándolo bien podemos pasar unas buenas vacaciones en uno de los balnearios que existen desde hace muchos años, un sitio hermoso donde además de “tomar” las aguas podemos disfrutar de unas vistas privilegiadas a cualquier hora del día, caminar tranquilamente para poder pensar en aquello que nuestra mente quiera ya que todo puede caber por aquellos caminos bien hechos que rodean tan majestuoso lugar

Nuestras lagunas parecen un oasis en plena mancha alta. Los árboles que las rodean son los autóctonos: hermosos taráis, pinos, encinas y carrizales donde aprovechan para criar las aves. Están bien cuidadas y esperamos que cuando este verano las visiten para bañarse en esas placidas aguas sepan cuidar todo su entorno.