Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

lunes, 28 de junio de 2010

COSTA BRAVA

Oleo/lienzo-Autora: Higorca-Titulo: Costa Brava

Cuando llega el verano me vienen miles de recuerdos. Recuerdos maravillosos del pasado. Recuerdos de hace bastantes años, pero que siempre están en cada uno de nosotros. Tiempos pasados cuando toda la familia estaba junta, quiero decir antes de desfragmentar, cuando todos estábamos todavía bajo la tutela y mirada de los padres.

El mes de julio era el preferido para esas vacaciones a la orilla del agua, de la playa, de todo lo que olía a sal, poca ropa y mucho sol, amen de montones de arena.

Y todos viajábamos hasta la Costa Brava. Arenys de Mar, Blanes, Caldetas o Rosas, que más da. Lo importante era aquel trozo de Mediterráneo, de ese mar azul o ¿era verde esmeralda?

Lo que si en aquel tiempo era un agua pura, limpia, cristalina, donde pisar era un placer indescriptible. Nuestra casa de verano era muy antigua, los abuelos la habían heredado y cada año había que arreglar cosas: Las tuberías, el tejado, o la despensa, claro que eso lo hacían antes de aparecer por allí la tribu de hijos, nietos, o lo que es lo mismo la “marabunta” cuando llegábamos ya todo estaba en condiciones para que pudiéramos estar con las máximas comodidades ¿cuanto nos querían los abuelos? Los nietos mayores cuidaban de los más pequeños, eso les fastidiaba un montón, pero, así era. Claro que también ellos nos enseñaron muchas cosas que nos eran de lo más excitantes.

Allí en Caldetas, ellos nos dieron la mano (como se suele decir) para aprender a bucear, a pasear por esos mares, a ser amigos de los pequeños habitantes que están debajo del agua, digo pequeños en aquellos lugares ¡¡Claro!! ¡Eso es lo que más hecho en falta! nadar mar adentro, sumergirme y bajar, bajar, aguantar y luego subir de nuevo para coger aire.

Ahora esta de moda, desde hace unos años, hay mucha gente que practica el submarinismo, y quizás sin darnos cuenta encontremos en el fondo al vecino de casa, pero en la época, en los años que yo estoy recordando, eramos pocos los locos que disfrutábamos dentro del agua, a todos nos encantaba aquel deporte, porque luego con el paso de los años nos dedicamos casi todos a el, a bucear libremente sin botellas, sintiéndonos uno más de aquellos peces que a veces perseguíamos.

Mare Nostrum, el mar de mis correrias, de mis juegos, de mis días de playa en aquel rincón marinero, donde además me gustaba sentarme al atardecer con las señoras mayores que hacían bolillos y aprender. Después de merendar coger mi “muñeco” o “Cuji”, poniéndome a su lado, escuchando atentamente sus instrucciones, porque también a mi me gustaba moverlos, mover esos bolillos y sentir al mismo tiempo que oír el tintineo cantarin de la madera mientras iba tejiendo la puntilla.

Recuerdos maravillosos, raíces que todos llevamos porque sin eso no somos humanos, no somos nada.


10 comentarios:

Sil dijo...

Por fin amiga de mi alma. Me emocioné hasta las lágrimas cuando llegué del trabajo y encontré tu mail pudiendo entrar a este mundo mágico y lleno de colores.
Sos tan cálida conmigo, sos tan sólida a la vez en tus palabras.
Me emocioné mucho Higor... Este cuadro es maravilloso, las palabras sn increibles. Gracias por dejarme estar a tu lado tomada de la mano

anabel dijo...

¡cómo me gusta la Costa brava, corazón! y cuántos recuerdos me has devuelto con esta entrada, síiiii.

besotes y ¡feliz día! :)

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

La madurez nos hace ver la niñez y los abuelos, padres y hermanos, con ojos cálidos. Aquellos años, en que eramos felices- aunque no lo sabíamos - en los que no había las preocupaciones que ahora nos pueden acechar. Aunque también sufriamos con cosas que ahora vemos como nimiedades pero que para nuestra pequeña capacidad de niños, eran montañas.
Recuerdos imborrables de los hechos que han hecho que ahora seamos lo que somos.
Disfruta de tu bella tierra.

Montserrat Sala dijo...

Querida Higorcoa: La Costa Brava de hoy serà seguramente diferente en muchos aspectos. Pero sigue teniendo, "charme" o "glamour", a raudales. Por esto cada año hay mas persosnas que deciden pasar allí sus vacaciones.
y tú porqué no vuelves?

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Higorca:

Ya te imagino buceando como una sirenita.

Que bellos recuerdos, has compartido hoy.

Una abraçada, Montserrat

Norma dijo...

Qué lindos recuerdos, me traen a los míos. Gracias por esta descripción tan fiel.
Besos, te quieren Jorge y Norma.

Tito dijo...

Higorca, che bello il tuo scritto in cui descrivi i tuoi ricordi delle vacanze in Costa Brava. Delizioso leggerti per come sai trasmettere le emozioni e i pensieri di pezzi di vita ormai così lontani, ma sempre pronti ad affiorare appena arriva l'occasione.
Bello e intenso anche il tuo dipinto. Un abbraccio.

karulkalara dijo...

La sengunda referencia consecutiva que me llega sobre el mar Mediterráneo... Tu Mare Nostrum y el que canta Joan Manuel Serrat... ¿Será que es una señal? Tendré que escuchar.

MIGUEL NONAY dijo...

Me encanta la Costa Brava, sus costas, sus acantilados, sus casas, sus gentes.

Me ha gustado especialmente esta entrada, con tu estilo tan característico, comunicando a la perfección tus sensaciones.


Besos enormes querida amiga¡¡¡



A Salto De Mata

el bandero dijo...

Curiosamente me encuentro en la Costa Brava cuando he leido tus comentarios en mi blog.

De esta marivillosa entrada decirte que me gusta mucho el cuadro y tu referencia a la "fragmentación de las familias". Soy el pequeño de unos cuantos hermanos y tuvieron que pasar los años para entender ese "proceso natural". Ahora ya he aprendido a disfrutar de los recuerdos como haces tu en este preciosos texto.