Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

domingo, 30 de mayo de 2010

LAS TABLAS DE DAIMIEL (C. REAL) ESPAÑA

Flora de las Tablas de Daimiel (C. Real)

Es un magnifico paseo, andar por las maravillosas rutas que encontramos en un lugar paradisiaco, caminar por entre árboles de una edad tan avanzada que los troncos se han abierto formando cavidades que ni el mejor escultor o tallista hubiera podido llevar a cabo. Al mirarlos nos parece que están muertos, que ya son los esqueletos de unos cadáveres. ¡No! Nada de eso, esas enormes y poderosas esculturas están vivas, llenas de vida por que brotan por todas partes ramas nuevas, ramas de un color especial por estar en esta época del año, un color rosa se apodera de ellos para ir cambiando de tonalidad durante todo el año. Son los TARAYES, así en mayúscula y con respeto, porque eso es lo que se merecen esos fenomenales ejemplares.

Mientras andas sobre las aguas y no porque seamos dioses, noooo, es por lo bien arreglado y preparado que esta todo el parque de esas tablas. Las plataformas que hay cruzando esos enormes “charcos” nos dejan disfrutar de cada rincón de tan interesante lugar. Y es entonces cuando salen de los carrizos existentes una familia de patos con la madre delante marcando el camino y los pequeños “cua, cuas” detrás de ella siguiendo obedientemente, moviendo sus enanas colitas como si de un timón se tratara, cuando los miras parecen unos pequeños muñecos de peluche de color oscuro, casi negros; eso sí cuando sean un poco más mayores tendrán un babero blanco. Y, allí te quedas embobada mirando como nadan esos pequeñuelos.

Sigues otro trozo de ese vergel y entonces estas en tierra firme y te ves envuelta en rica y autóctona naturaleza y oyes el dulce canto de esas pequeñas aves que pasan rápidas por delante volando de un lado para otro y unas preciosas mariposas que están muy quietas posadas sobre una planta, quietas quizás por temor a los humanos y quieren pasar desapercibidas y me pregunto ¿Cómo van a pasar desapercibidas? ¡Imposible! Tienen unos maravillosos colores, unas formas que parecen sacadas de un diseño abstracto o surrealista. Y sigues la ruta, una de las rutas que encuentras y dices extrañada ¿Ya hemos terminado? ¡¡Es tan corto ese trozo de naturaleza viva!!

Y te parece que has estado metida dentro de un cuadro con una paleta de colores en la mano para poder copiar todo lo bello que Dios o la naturaleza o no sé quien ha podido dejarnos ese maravilloso legado que si no lo cuidamos lo perderemos y eso sí que sería lamentable.

Vivo en un lugar de lujo, rodeada de parques, de naturaleza que nadie puede imaginar en un lugar de La Mancha.

5 comentarios:

MIGUEL NONAY dijo...

Que lujo Higorca¡¡
Que relato más excelente y que fotografía tan bien preparada.

He recorrido esas plataformas contigo, que, por otra parte creo que iría genial por ellas.

Precioso querida amiga¡¡

A Salto De Mata

Norma dijo...

Nunca dejes de agradecer por el lugar donde vives, realmente es hermoso. Gracias por compartir. Besosssssssssssssssssssssssssss

azpeitia dijo...

que bella descripción y tu maravilloso amor a la naturaleza.....yo vivo como tú en una finca dentro de un bosque que se llama Zuhaitz-Ondoan en la Sierra de Carrascoy de Murcia, rodeado de lagartos, culebras, palomas torcaces, perdices, tótolas y miles de pájaros, jabalíes, conejos, liebres...parece que somos privilegiados...un beso muy grande de azpeitia

anabel dijo...

Oh, me ha encantado volver a recordar mi visita hace ya unos años a las Tablas. Un lugar precioso, que nos has presentado con maestría.
Besotes :)

ANZAGA dijo...

... Qué buen paseo Higorca. La verdad es que visitar las Tablas con el aspecto actual no suele ser lo habitual. Puede que no volvamos a verlas igual en mucho tiempo.

Saludos.