Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

domingo, 26 de julio de 2009

SOIS NUESTRA ESPERANZA





DANI


Hoy quiero rendir un homenaje a toda esa juventud "elegante" y excelente que afortunadamente tenemos con nosotros.
El otro día hable de la "decadencia" de los jóvenes, aunque mejor podemos decir "decadencia de la sociedad en sí". Pero no podemos olvidar en ningún momento, ni quiero caer en la tentación de pensar que toda nuestra juventud es igual.
Tenemos jóvenes con una muy buena preparación, en todo el sentido de la palabra: preparados para una vida ejemplar, llenos de ilusión en forjarse un futuro esplendido para ellos y para la sociedad en si. Su capacidad de amor, educación y formación nos llena de orgullo.
Claro esos se notan menos, porque nadie habla de ellos, todo lo hacen en silencio, con humildad, sin engrandecerse, como algo natural. Y digo yo ¡¡¡¡Como tiene que ser!!!! solamente unos pocos, la familia y poco más sabemos de ello. Nadie habla de esta o aquella mujer u hombre que esta en el cenit con grandes notas ¿Para qué? Creo que tengo la respuesta, nadie con un dedo de "conocimiento" - quiero decir nadie que es humilde pero grande a la vez quiere estar en "candelero". Para que todos me entiendan, no quieren salir en televisiones, ni en revistas, ni en radio, a no ser que sean cientificas.
Ahora todo va al revés; anteriormente, o lo que es lo mismo, en otra época solamente se daban las noticias de aquellas personas que destacaban en alguna actividad, grandes personalidades, maestros o catedráticos, médicos especialistas, en cualquier tema. Nombres que nos llevaban a tomar ejemplo, a seguir el camino que ellos nos indicaban ¡¡¡aquello se acabo!!!. Lo bueno no se sabe, ¡pero sí! me siento orgullosa de algunos jóvenes que me rodean por que saben aprovechar el tiempo y llevan dentro de ellos el ejemplo que han visto en sus hogares, en la educación que han recibido primero en su casa y después en el lugar de estudios.
Han sabido y saben aprovechar el esfuerzo y sacrificio que hacen sus padres para que ellos puedan llegar a ser algo en la vida. Por ello les doy la enhorabuena a los chicos, a ellos por esas notas fabulosas que han sacado en los estudios, también mi felicitación a los padres que han sabido encauzar la vida de esos niños y niñas, sin importarles tener que sacrificar horas del día o alguna vacación, o aquel capricho que les gustaba por que a sus hijos o hijas no les faltara ese libro, o, ese profesor para que les ayudara en la ardua tarea de la educación.