Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

lunes, 7 de diciembre de 2009

HOMENAJE A UNA AMIGA

No hay foto ¿Para qué? Nuestros corazones están tristes, se nos ha ido una niña, una niña que estaba empezando a vivir, empezando a conocer de alguna manera la vida. De pronto sin saber como, se ha ido en alas del viento, una mala brisa ya que no supo cerrar a tiempo las ventanas para de alguna forma rechazar aquella mala visión, aquella mala idea que rondaba por dentro de tu esbelto y bello cuerpo.
No importa tampoco el nombre ¿Para qué? Ya nada importa, solamente el recuerdo de su preciosa cara entre nosotros, su sonrisa maravillosa, esa dulzura que la caracterizaba, su bien formada educación, ya solamente queda eso, un maravilloso recuerdo.
Bueno, eso y algo más que desde hacía unos días había llegado a su casa, un bebe precioso que ella había dado a luz, un niño de piel blanca, suave y rosada como ella, y que de pronto la soledad le ha llegado, digo la soledad de estar si esa madre tan necesaria en esos primeros años de nuestra vida. Ahora sus suaves manos, ya no darán calor a ese cuerpecito pequeño e indefenso, ella, ya no podrá calmar ese llanto cogiéndolo entre sus brazos para acunarlo con ese cariño que solamente una madre sabe dar.
Crecerá y seguramente con el paso de los años tendrá preguntas que hacer a todos aquellos que le van a rodear, a todos aquellos que le van a dar el cariño seguramente en mucha más cantidad por lo de "suplir" los dulces besos de mamá, y él entonces dirigiéndose a su padre, a un padre que ahora no puede hablar, que ahora se ahoga en llanto, en el dolor inmenso de esa pérdida enorme, en el dolor que le invade y que mirándole a los ojos no va a saber responder por que esas mismas preguntas son las que se hace él ahora.
¿Porqué? ¿Porqué te has ido? O quizás en un arrebato de rabia llegue a pensar que quién fue el amante que en sus brazos alados se la llevo sin preguntar si aquellos que la rodeaban lo iban a permitir.
Todos nos preguntamos lo mismo ¿Porqué lo hiciste? ¿Porqué? ¿Qué fue lo que paso por tu joven cabeza? ¿No recordaste a tu hijo? ¿No recordaste a ese joven marido que tanto te amaba? ¿Quien te esperaba detrás de esa maldita puerta? ¿Y tus padres querida niña? ¿Esos padres que tanto te querían?
Quizás son muchas preguntas, seguramente si las hubieses tenido que responder todas se hubiese llegado a tiempo de impedirlo.
Un tremendo dolor, una rabia contenida, un suspiro al aire, una lágrima rodando, un quejido escapado del pecho, como una protesta, un grito a esa guadaña que no espera, que siempre alerta, tiene que llevarse consigo sin mirar a quien, sigilosamente, siega, como si de cosecha se tratara, cuando ella se presenta no le importa que sea enfermo, sano o de cualquier manera, nada la espanta, ni siquiera el llanto de un niño recién nacido que espera los brazos, los pechos calientes de esa madre que hace muy poco lo ha parido.
Descansa ahora en paz querida niña, tus afines cuidaran a ese querubín que cuando crezca preguntara a ese padre que al final no va a saber que contestar. No podemos hacer otra cosa que lanzar un beso al aíre para que tú querida niña lo recojas.

8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Que dolor Higorca.
Quizá sea la depresión Post-parto
Que duro, madre mía.
Ahora, Higorca, mi corazón de madre aún va a estar más alerta.
Esto si sin que se de cuenta, ya sabes de quien te hablo.
Mis oraciones se elevan al Ciewlo por esta criatura, que buen seguro estará con los ángeles.

Besos y un cariñoso abrazo

Montserrat Sala dijo...

Madre mía! que historia más triste i espeluznante. pobre bebé, pobre marido, pero sobretodo, pobre madre que no ha podido resistir, la enorme presión, de educar a su hijito. Una reposabilida tan grande que no ha sabido cómo afrontar. Muy bonito tu homenaje, Higorca.

Nikkita dijo...

Que tremendo Higorca. Preciosa tu entrada. Seguro que ese beso lanzado al aire le llega de alguna forma.
Muchos besos.

Nikkita dijo...

Hola otra vez Higorca, vengo a avisarte que tienes algo esperándote en mi blog si te apetece recogerlo.
Muchos besos.

Norma dijo...

Ah!!!Higorca, que tristeza. Triste, triste. Pobre ese niño que crecerá sin el amor de la madre, pobre ese hombre que quedará incompleto. Me has dejado helada. Como tú bien dices, qué habrá pasado por esa cabeza para tomar tal determinación. Seguro que ella ya está en los brazos del Señor. Un beso muy grande al niño y otro para tí por homenaje que haces.

DIAVOLO dijo...

Dios santo!!! Se me ha erizado la piel y he llorado como si conociese a esa chica. Qué dolor tan desgarrador, por favor!!!!!!!!!

Un abrazo, y mi más sentidas condolencias a todo el entorno de esa mujer que se fue...

Besos.

Pablo Marín dijo...

Me has dejado de piedra Higorca, que historia tan triste... solo puedo lanzar como tú un beso al aire, como póstumo homenaje.

Un abrazo

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Querid@s amig@s ¿Como dar las gracias a todos vuestros comentarios? Mi homenaje a esta querida niña es algo más, nunca la olvidaremos, siempre estará con nosotros, ya que su dulzura es difícil de olvidar.
Un beso a todos