Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

sábado, 29 de agosto de 2009

NOMADAS POR EL MAESTRAZGO

El barranco de San Nicolás
principio de las escaleras
escaleras para subir a las grutas de cristal

Plaza Mayor y en el centro el MAT
Seguimos en la misma plaza, nos parecía que al ser de la provincia de Teruel, la climatología iba a ser distinta, quiero decir con bastante más fresquito, pero este verano ha dicho que nada de nada, calor y venga calor, por todas partes de esta península, así que sentados en la plaza Mayor del pueblo con un refresco para poder calmar un poco la sed, ya que las "cuestas habidas y por haber" en el pueblo turolense llegan a secar la boca y algo más.
Mientras descansamos vemos tranquilamente el rincón. Y se puede ver justo en el centro de la misma. Una columna, no es muy alta, pero choca un poco ya que es de nueva construcción, eso si muy en conjunto, toda ella esta hecha en piedra. Pregunto a nuestro amigo y me cuenta un poco la historia del mismo. Esa columna es llamada EL MAT.
Fue en el año 1994 cuando unos cuantos artistas que están ubicados en el pequeño pueblo, las gentes sencillas del lugar y otras venidas de otros rincones del globo terráqueo, pensaron en dejar una cosa cada uno de ellos en un pozo que había justamente en el centro de aquella bonita plaza, todo ello como si fuese un legado para generaciones posteriores. algo que ellos tuvieran guardadas en sus casas, no importaba que.
Así lo hicieron y una vez estaba todo dentro, decidieron levantar "el mat" como un símbolo. Para ello trabajaron los canteros, artistas y albañiles, todos en unión hasta lograr algo muy agradable.
Es algo curioso, ellos dicen que es como el centro de un oasis. Algo más de historia para un pueblo que ya tiene y mucha.
Caminamos en dirección a nuestro alojamiento, en el camino tenemos que cruzar un puente, unas barandas a los lados sirven para que nadie se pueda caer, es impresionante mirar para abajo, es el barranco de San Nicolás, si alguien tiene vértigo mejor no mirar. Un agua transparente y cristalina corre por sus venas como si de su sangre se tratase, queriendo refrescar la profunda garganta.
Por fin llegamos a casa, han sido unas horas de diversión y al mismo tiempo recibiendo lecciones sobre un trozo de esta nuestra maravillosa España.

2 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Bonito paseo por tierras turolenses.
Llevas razón este verano, el calor no ha dado tregua a ningún lugar.
Gracias por tus comentarios.
De pequeña tuve una compañera, en el colegio S.José, que era de Herencia, aún la recuerdo con mucho cariño.

Besos

Norma dijo...

Higorca lo que me estoy perdiendo, parece arquitectura medieval. Bello, bello bello. No te quejes del tórrido verano, ya va a pasar, y, luego lo vas a pedir. Besos.