Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

viernes, 17 de julio de 2009

VIRGEN DEL CARMEN, !!MARINERA!!

Ayer fue 16 de julio ¡Bueno! diría cualquiera, pero yo, digo: ¡16 de julio y el día de la Virgen del Carmen!
Me acorde por la mañana y llame a todas aquellas amigas que llevan ese bonito nombre, es un día que nunca olvido, me recuerda donde nací, donde me críe ¡¡¡El mar!!! ¡Mi mar! Algo que añoro, ¡¡Me vienen tantos recuerdos a mi memoria!! Es uno de esos días maravillosos donde las olas y la Virgen son las protagonistas. Todas las barcas engalanadas con banderas y faroles, los pescadores con sus mejores galas, pasean a la Señora por el mar, ese mismo mar que luego ellos salen a pescar, bajo su protección divina, cargan las redes de ese color plateado que tienen los peces.
Ese día, el día del Carmen, salen en procesión y entonando la Salve al viento, al aire, en la noche mediterránea, le piden protección ese es el único día que no salen a pescar, simplemente celebran, agasajan a esa Madre que con su manto, con su escapulario, les protege todos los días. Es algo que no puedo olvidar.
Pero no es todo lo que quiero contar, aquí, donde vivo ahora practicamente no se celebra, pasa casi desapercibido.
Luego fui a comprar y me encontré a una señora mayor que conozco y estuvimos hablando un rato, me gusta hablar con ella, se parece a mi mamá y estando a su lado, retrocedo en el tiempo.
Siempre me cuenta cosas, me gusta escucharla, es sabia y narra muy bien, todo aquello que dice o cuenta parece que lo estamos viviendo. Estoy segura que se aburre, vive sola y cuando encuentra a alguien que conoce, se para y comienza su relato. Ayer no podía ser menos y esto fue lo que me contó.
- Cuando yo nací, mis padres todavía no habían comprado la cuna, antes no se tenía hasta que el bebe no había venido al mundo, decían que daba mal auspicio, bueno mal augurio, así que como te digo no tenía la cuna.
-Pasaron unos días y mis padres comentaron que podían dormir juntos, me pondrían en el centro de la cama y dejándome sitio no pasaría nada.
-Así lo hicieron, me pusieron en el centro y uno a cada lado, en un principio había suficiente sitio, mi mamá casi no durmió en toda la noche por miedo que no pasara nada, pero el sueño la venció.
Yo, la escuchaba atentamente y esperaba el desenlace me parecía una historia bonita, de otro tiempo, eso sí, y sobre todo a ella se le notaba que le hacía ilusión de contármela, tenía los ojos anegados de agua.
Prosigue.
-Al cabo de un rato de estar dormida, se le apareció la Virgen del Carmen y le dijo: ¡¡¡Despierta y coje a la niña, tiene el pie del padre sobre ella y la está axfisiando!!!
-Mi mamá se despertó y vio aquello que en el sueño le había dicho aquella Señora, levanto el pie de mi padre, este rápidamente abrió los ojos y vio toda la escena, se levanto pidiendo perdón y cogiéndome entre sus brazos me abrazo.
-Al día siguiente, él mismo fue a comprar la cuna que yo necesitaba, desde entonces mi madre fue un fiel devota de ella.
-¡Fíjate si yo la quiero! Recuerdo que mamá le gustaba contármelo, ella decía que la había visto bien, con su vestido marrón, su Escapulario en la mano derecha y el Niño, su hijo en brazos, le hablo, eso decía mi mamá
Estuvimos hablando un poco más y nos despedimos dándonos un beso, me emociono y por eso quiero compartir con todos esta bonita historia.

3 comentarios:

Norma dijo...

Realmente una historia maravillosa, llena de Fe, llena de esperanzas para los creen en la Madre de Dios. Te cuento que hace muchos años me regalaron un escapulario del manto del Virgen, lamentablemente, no sé dónde está. Con las mudanzas hay cosas que se pierden. Te felicito que tengas a gente grande por conocidos y cerca, ellos son sabios, uno aprende mucho. Gracias por tu relato, sabes lo que nos gusta el mar, sabes de nuestra creencia. Besos. Besos. Besos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Sabes Higorca, mi mamá y mi abule materna, a la que no conocí, se llamaban Carmen,
Gracias, por tus relatos.
Te estoy haciendo los comentarios y leyendo tan feliz tus entratadas desde la Biblio de 7 Aguas.Un petò ben fort.Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Sabes Higorca, mi mamá y mi abule materna, a la que no conocí, se llamaban Carmen,
Gracias, por tus relatos.
Te estoy haciendo los comentarios y leyendo tan feliz tus entratadas desde la Biblio de 7 Aguas.Un petò ben fort.Montserrat