Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES

PALABRAS DIVERSAS

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

sábado, 4 de julio de 2009

MOLINOS EN LA MANCHA

Molinos en La Mancha-- Oleo/cartón-Autora: Higorca

Todos aquellos que han leído el Quijote han podido comprobar que habla de los molinos. Molinos en La Mancha. Aspas que giran al tiempo que el viento les da de lleno. No es que el viento les quiera dar, no, ni mucho menos. Los molinos están situados en puntos estratégicos, en unos montículos, o montes, o sierras, como los manchegos les gusta de llamar,es hay donde indudablemente corre bien el aire, y para poder trabajar la maquinaria, es tan fácil como que el techo se mueve, regido siempre por un timón que se fija o ata a una de las piedras que forma la rosa del viento.
Hay muchos molinos aquí en la tierra del hidalgo, en casi todos los pueblos y en algunos hasta podemos encontrar, siete, ocho o diez. Tenemos que pensar que La Mancha alta es una llanura, simplemente encontramos las estribaciones de los montes de Toledo y alguna pequeña sierra. Tiene una luz especial, una claridad excepcional, tanto que desde el piso alto del molino, podemos ver a una distancia de cincuenta kilómetros, es algo impresionante, desde esa atalaya los molineros divisaban la dirección del viento.
¡¡Claro que!! a nuestro señor don Quijote le parecían gigantes, también a mi cuando me puse cerca de ellos me lo parecieron, gente muy inteligente aquellos que inventaron esa maravilla de máquina, es algo digno de conocer por dentro, también por fuera, por que la realidad es que las aspas eran algo de verdadera importancia, las de ahora no tienen nada que ver con las autenticas.
Los molinos son los verdaderos vigías del pueblo al mirarlos, allí están ellos y nos dan confianza, no sabríamos vivir ya sin ellos, desde lejos cuando vamos llegando a nuestro lugar y los vemos aparecer sabemos que estamos en casa. Deseamos que los sigan conservando, que sigan estando en el mismo lugar donde se irguieron hace tantos y tantos años, donde tanta molienda vomitaron por su boca.






C

1 comentario:

Norma dijo...

Al Quijote lo he leído en la secundaria, pero la poesía, la magia que hay alrededor del hidalgo siempre está presente. Me gusta y mucho. Ojalá todos tuviéramos sueños bien desarrollados como los tuvo él.
Un abrazo amiga. Norma.