Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

martes, 12 de mayo de 2009

EL ALMA O LA JARRA

Cuantas veces nos encontramos con personas a nuestro
alrededor que pensamos que las conocemos y luego en un momento dado nos ponemos a recapacitar y no sabemos nada, de nada, de ellos, o de ellas, que más dá.
Los amigos ¿Cuantos tenemos? Nos ponemos a recapacitar y la realidad es que podemos contarlos con los dedos de una mano y nos sobran; nos sobran dedos, digo.
Algunas veces, te dicen que son verdaderos, que son más que eso ¿más que amigos? Y tú te lo crees, por que a lo mejor eres incapaz de hacerle daño a nadie, y cuando te han sacado lo que a ellos les ha interesado, o bien han conocido a otras personas nuevas, por mucho que tú hayas hecho, o, lo más simple, los has sentado en tu mesa, con el cariño sano de pasar un rato agradable. Luego a ellos se les olvida todo en un momento y te preguntas ¿Es amistad? Difícil pregunta, no tengo contestación. Simplemente una reflexión y no se si es la más correcta. Os la dejo para que dejéis vuestros comentarios.
EL ALMA?
¿Qué hay dentro de la jarra?
¡¡Un corazón!!
¿Donde esta qué no lo veo?
¿Es rojo? O quizás ¿Es negro?
¿Es por eso que no lo veo?
Oscuridad dentro,
oscuridad en una jarra de barra
¿Qué encierra?
Nadie lo sabe.
Misteriosa jarra que no deja ver,
que no deja conocer.
Como el alma a veces negra,
de... este, esta o aquel

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Que bonita defición Higorca.
Que bonita jarra.
Se suele decir, que amigos verdaderos hay pocos.conocidos muchos.
Un abrazo de la que aunque no te conoce personalmente, te considera una amiga.
Montserrat

Norma dijo...

Higorca, buena reflexión. No importa cuántos amigos uno tenga, lo importante que sean buenos amigos y buenas personas. Tampoco importa si pasan por nuestra vida para siempre o por sólo un instante, lo que si importa es que aparecieron, ...crecimos y aprendimos juntos, ...que nos hicieron reir y nos dieron paz. Comparto el mensaje de Montserrat, aunque no te conozca personalmente, te considero una amiga. Viste, ya tenés dos más que podés agregar a los dedos de tu mano, aunque no nos tengas sentada en tu mesa.
Xe, el jarrón es una verdadera obra de arte, me gusta, el corazón que vislumbro adentro lo veo iluminado. ¿Estaremos mirando la misma obra? ja ja ja. Te mando un fuerte abrazo. Norma.-