Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

lunes, 18 de mayo de 2009

ADIOS AL POETA DEL AMOR MARIO BENEDETTI

Adiós maestro, adiós amigo. Te vas a un largo viaje, pero se va tu cuerpo porque tu alma, tus enseñanzas, tus cantos al amor, siempre estarán entre nosotros.
Somos pasajeros en el tren de la vida y cuando llegamos a la estación final, debemos apearnos, pero todas aquellas enseñanzas, los pasos dulces, los versos que tú, maestro, nos has ido dejando en cada uno de los apeaderos, eso queda para la eternidad.
Hoy somos un poco más huérfanos, huérfanos de las letras, de la pluma del hombre que tanto nos dio a cada uno de nosotros, pobres y humildes aprendices de todo, de la vida, de las letras e incluso de saber leer, interpretar cada uno de todo aquello que nos entregaste para bien hacer de nuestro espíritu.
No te digo adiós, no, voy a utilizar una de tus maravillosas palabras, hasta pronto amor. Ojala y tenga suerte de volver a encontrarme en algún momento de otrora vida con alguna de esas letras tuyas convertida en canción. Una canción evocando a esa palabra que tanto nos gusta a ti y a mí.

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida amiga:
Tanto tu como Norma, le habeis dedicado vustra entrada a este gran Poeta hoy ya angel, que fue Mario Benedetti.
Que bien has expresado tus sentimientos,Higorca.
Que bien has realizado su retrato con tus bonitas letras.
Un abrazo,Montserrat

Jordi Esteller dijo...

Enhorabuena por tus palabras que le recuerdan. Allá donde esté le seguirán escuchando y a nosotros nos quedará la fortuna de poder seguir leyendole.
Un abrazo.

Norma dijo...

Higorca, qué hermoso adiós le has dado al poeta, esas palabras ya han llegado al cielo, gracias por tu reconocimiento y por tu amor por las letras. Un gran abrazo Norma.-

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Gracias amigos pero me alientan vuestras palabras al mismo tiempo que creo que no las merezco, todo lo que soy es gracias a esos grandes maestros que me precedieron. Un fuerte abrazo. Higorca