Seguidores -- GRACIAS POR ACOMPAÑARME OTRO AÑO

CONCIERTO DE MORENTE

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

miércoles, 11 de junio de 2008

QUE BONITO ES VIVIR

Cuando salgo a la calle, miro a mi alrededor y veo que cada día es diferente, distinto todo ha cambiado. Es algo raro, insólito, yo misma me digo que no comprendo lo que me pasa.
Quizás veo la misma gente, quiero decir las mismas personas, y, me parecen distintas, veo sus caras taciturnas, la mayoría de las veces tristes como preocupadas ¿Qué les pasa?
Les quiero decir:
Es bonito vivir, ver el sol que nos alumbra, que nos da calor. Otras veces la lluvia con ese olor delicioso a hierba, a tierra mojada.
Primavera deliciosa primavera. Todo crece de nuevo, flores esplendorosas, multicolores, campos tapizados de esbeltas amapolas, rojas como la sangre. Sangre que mana de lo más profundo de la tierra. Pequeñas margaritas blancas, amarillas, brillantes flores silvestres de un azul añil que forma conjunto con las fachadas que todavia encontramos en las calles de algunas villas manchegas. Impresionantes alfombras que ganas dan de revolcarse en ellas, impregnarse de ese suave aroma.
También los árboles se visten de gala, con sus verdes hojas, brillantes, llenas de vida, frondosos y exuberantes. Se alzan majestuosos como queriendo alcazar el cielo, ese cielo azul que cuando se enfurece se vuelve con miles de colores.
Los pajarillos, aquí en esta tierra manchega, donde podemos encontrar un sin fin de variedades. En esta época revolotean buscando su pareja, su otra media naranja para compartir el nido, ese nido hecho con amor y el cuidado preciso para que los pequeñuelos estén cómodos.
Maravillosa primavera, renaciendo a la vida. La mies en los campos esperando que llegue el principio del verano para ser cortada y llevada al molino y ser transformada en harina.
Las cepas, con sus pampanas verdes, de un verde intenso, llenas de vida, preparandose para acoger en su seno los racimos que al final del verano seran cortados para elaborar el rico mosto que más tarde sera caldo para deleitar a miles de exigentes paladares.
Todo cambia de color en primavera. Las tierras tienen distintos tonos, como la paleta de un pintor.
Maravillosa primavera con miles de mariposas volando. Mariposas de brillantes colores que parecen danzar al dulce son del aire. Baile alegre unas veces, otras como un lamento ¿Quizás por ser tan corta su vida?
Alegremos nuestras almas, vivamos dando gracias por concedernos un día más, para poder ver todas las cosas bellas que nos rodean, salgamos a la calle con la sonrisa en la boca y el corazón alegre, transmitiendo nuestra alegria a los demás.